Boletín Homeopático


MARZO 2004

ELEMENTOS DE MATERIA MEDICA COMPARADA III: INTELECTO Y RAZONAMIENTO
Por el Dr. Gilberto Quintero Ramírez. Autor del libro “Reparemos el Sistema Inmunológico”

El intelecto de cada medicamento se caracteriza por poseer un canal único e individual de comunicación además de una manera muy peculiar de explicar y entender todo lo que rodea. Algunos medicamentos se distinguen por su mente ágil y brillante, otros por su memoria y otros más por sus limitaciones intelectuales. La mente psórica tiende a ser estructurada y ordenada, es inteligente aunque bastante lenta, tiene gran capacidad de abstracción y excelente memoria. Sin embargo, le cuesta aplicar sus conocimientos de manera práctica así como resolver problemas imprevistos o repentinos. El psórico es reflexivo, analítico e inteligente aunque tiende a la rigidez y a lo abstracto. La mente sycósica se caracteriza por ser ágil, inquieta, ingeniosa y perspicaz, le es difícil manejar abstracciones como el álgebra y la filosofía, y tiende a lo más practico y fundamental. Estos individuos pueden parecer tontos o débiles intelectuales pues sus emociones suelen dominar en sus vidas. Sin embargo son muy hábiles para resolver problemas y para detectar lo más esencial de las circunstancias. Son intuitivos y muy cuestionadores.
La mente syphillitica tiende a la degeneración, a la obnubilación extrema e incluso a la imbecilidad (Mercurius). No obstante, también puede producir genialidad y la capacidad de crear conceptos nuevos a partir de la fusión o concatenación de ideas aparentemente ajenas. Anacardium se caracteriza por ser, junto con Nux moschata, el más amnésico de la Materia Médica.

La amnesia de Anacardium es en bloque, suele abarcar muchos años de la vida del paciente y sumirlo en una profunda desesperación e inseguridad, siente que ha perdido su identidad. Anacardium puede ser también un individuo sumamente sádico, dañino y cruel, entonces suele exhibir una genialidad destructiva y malévola.

Argentum nitricum posee una mente errática e impulsiva, esta lleno de ideas fijas y obsesiones incontrolables. Su mente funciona como una trampa de ideas; lleno de fobias y pensamientos obsesivos transitorios y cambiantes. Sin embargo Argentum nitricum muestra también una faceta muy ingeniosa y sagaza, su mente debido a su inquietud desbordante puede encontrar soluciones a lo aparentemente irresoluble.

La mente de Aurum metallicum es tórpida y lenta, oscila entre el embotamiento y la brillantez. Por lo general, la densidad emocional inhibe toda manifestación creativa y asertiva del intelecto aunque estos sujetos pueden tener una perseverancia mental fuera de lo común. Baryta carbónica es conocida por su incapacidad mental, el retraso a todos los niveles de su existencia es su esencia fundamental. Sin embargo, Baryta carbónica, se distingue porque está conciente de su estado, sabe que no sabe, y a pesar de lo anterior es un individuo estoico y perseverante, espera poder entender el mundo algún día. Puede incluso llegar a memorizar algunas cosas, como una lección escolar después de una tarde arduo estudio o un comercial de la televisión después de mucho tiempo de verlo y de manera inconsciente, pero en ambos casos no entenderá el significado ni las implicaciones de lo que ha quedado fijado en su mente.

Calcarea carbónica es lenta pero segura, le cuesta comprender pero una vez que lo hace nunca olvidará e incluso con el paso del tiempo seguirá reflexionando sobre el tema, desarrollándolo y concluyendo más cosas a partir de la idea inicial. La mente de Calcarea es muy estructurada como la de Silicea, las Calc. son personas inteligentes a las que desde niños, sin embargo, por su lentitud se les puede etiquetar como incapaces o retrasados, lo cual puede ser muy traumático e inhibidor. Calcarea phosphorica tiende a ser, por el contrario, muy curiosa y cuestionadora, con un excesivo afán de conocerlo y experimentarlo todo, su mente es ágil y adaptable. Sobre todo en el caso de los niños hay un insaciable apetito intelectual y de novedad. Carcinosin puede poseer una genialidad extrema, una precocidad mental sin comparación, aunque también suele ser un poco práctico o estar inhabilitado para llevar una vida común.
Ignatia en estado de relativa estabilidad posee una mente excepcional, es la única personalidad homeopática que es inteligente en grado extremo a la vez que extraordinariamente intuitiva, llegando a potenciar y fundir ambas cualidades con resultados asombrosos. Sin embargo una vez que se desestabiliza pierde su capacidad mental sumiéndose en una ciega impulsividad emocional donde apenas quedan algunos tenues esbozos de su intuición.

Lachesis no es inteligente pero posee una sagacidad extrema sobre todo en lo relativo a la naturaleza humana, la cual utiliza para obtener ventaja y control, del mismo modo que Lycopodium, el cual puede llegar a tener serias limitaciones intelectuales (como dislexia y dificultad para comprender y memorizar) pero se esfuerza para destacar y mostrarse ante los demás como un gran experto. Son individuos muy sagaces y perspicaces, hábiles estrategas que siempre se adelantan a lo que los demás piensan y planean, todo lo cual está encaminado a mantener el control permanente de su entorno. Natrum muriaticum es otro gran experto que se caracteriza por sus éxitos intelectuales desde pequeño, obtienen las mejores calificaciones pero fracasan al aplicar sus conocimientos en la vida cotidiana, pues Natrum se destaca en sus estudios para obtener el reconocimiento de su familia y del medio social. Tiende por lo mismo a especializarse en temas precisos, sobre todo relativo a cuestiones psicológicas y humanas.
Nux vomica posee una mente práctica y muy segura, desdeña sistemáticamente lo superfluo y los conceptos más densos y complicados, seleccionando sólo lo más esencial. Aplican al máximo y con gran seguridad los conocimientos que han adquirido, improvisa acertadamente.

La mente de Phosphorus es desapegada y sutil, le cuesta entender lo abstracto y lo estructurado, para él dos más dos no siempre es cuatro; su mente es múltiple y multifacética. Phosphorus es más intuitivo que analítico y la más de las veces se deja llevar por sus impulsos con bastante éxito y desconcierto de quienes le rodean. Pulsatilla también es más emocional que intelectual, aunque mucho menos intuitiva que Phosphorus; no obstante, cuando lo precisa puede exhibir un intelecto penetrante y manipulador. Muy observadora de la gente y de sus necesidades emocionales se adapta a lo que los demás buscan afectiva y emocionalmente.

Silicea está catalogada como la personalidad más inteligente de todas. Es analítica, lógica y con gran capacidad de abstracción aunque puede parecer lenta. La mente de Silicea tiende a desmenuzar con extrema precisión los conceptos aparentemente más simples y a desarrollarlos hasta sus ultimas consecuencias lógicas y prácticas, todo con gran paciencia y sistematización.

Sulphur estable puede ser tan complejo y abstracto que es muy difícil entender sus ideas, pues desde las elevadas alturas de sus teorizaciones filosóficas puede ver lo que nadie ve. 

 
  Häsler en México |  Anatomía de un medicamento |  Elaboración y origen |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones |  Productos |  Contacto |  Videoteca |  Domingo Cultural |  Asesoría Clientes |  Asesoría Farmacias
Boletín Homeopático |  Publicaciones |  Las 12 Sales de Schüssler |  Vitaminas Homeopáticas | 
 

 ©2010. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF