Boletín Homeopático


MAYO 2005

MEDICAMENTOS CLASICOS DE LA PERSONALIDAD: NUX VOMICA (SEGUNDA PARTE)
Por el Dr. Gilberto Quintero Ramírez

En estados más patológicos Nux vomica se caracteriza por tener que pagar el precio de los excesos y el desenfreno de sus primeros años. Se torna entonces un individuo sensible, impresionable, explosivo e inestable, presto a los ataques de cólera más violenta, un sujeto egoísta e incapaz de contactar empáticamente con los demás, que sólo concibe relaciones de posesión y dominio. En esta fase, una de las primeras manifestaciones de su desequilibrio es la exacerbación de sus instintos, a los cuales ya no puede controlar y que se convierten en el hilo conductor de su vida. Así, Nux se presenta entonces como el individuo más básico, primitivo y reactivo de la Materia Medica: Un hombre de las cavernas, movido en su existencia por sus pulsiones más primarias e incapaz de reflexión o refinamiento alguno. Así, es posible entender mejor la naturaleza de esta personalidad analizando cómo sus instintos sustentan sus más conocidas características. Entre los más importantes encontramos los siguientes:

Conservación: En el fondo, a pesar de sus gran osadía y temeridad, Nux vomica cuida de su vida por encima de todo. A diferencia de Aurum y Staphysagria que buscan el peligro porque realmente desean morir, Nux lo hace para probarse, pero ama tanto la vida que puede, en casos extremos, verse hasta cobarde. Muchos Nux deteriorados refieren reiterativamente su deseo de acabar con su vida pero son los más falsos de los suicidas; lo dicen para llamar la atención o generar preocupación en sus seres queridos. Nuca será capaz de atentar realmente contra su vida. Esto no lo exenta de un “accidente” fatal durante sus despliegues histriónicos. La conservación de la especie, que puede catalogarse como otro instinto, se relaciona mucho con el instinto de reproducción y con sus impulsos sexuales.

Supervivencia: Complementa el anterior pero también explica por qué busca todo aquello que lo sustente y fortifique (lo cual contribuye a hacerlo tremendamente competitivo). A pesar de ser un gran aventurero, busca seguridad y bienes tangibles, tanto para él mismo como para aquellos a quienes ama. Nux tiene una gran facilidad para el comercio y para hacer dinero. Por otra parte están convencidos que su vida será muy larga, productiva y llena de satisfacciones, lo cual en muchos casos, así resulta (a menos que se desequilibre pronto en la vida).

Reproducción y sexualidad: Los impulsos sexuales de Nux vomica son de los más intensos de la Materia Medica. Es un sujeto apasionado por el sexo opuesto de forma extraordinaria. Es hipersexual, conquistador, hábil e ingenioso con las mujeres y, generalmente muy atractivo por su gran seguridad. A diferencia de Lycopodium que evade las responsabilidades hacia sus parejas sucesivas y evita a toda costa engendrar, Nux busca tener hijos para perpetuar su esencia. Muchos llegan a procrear decenas de hijos con toda clase de mujeres.

Territorialidad: A Nux le gusta mucho poseer grandes extensiones de tierra para demostrar su poder y tener un espacio dónde manifestarse. Muchos de los grandes conquistadores del pasado (Alejandro Magno, Atila, etc.) fueron con toda probabilidad individuos Nux. Con la vida moderna y ante la explosión demográfica, el instinto de territorialidad es proyectado en el afán de posesión de bienes materiales. Así, Nux es una de las personalidades más consumistas y ambiciosas. Desde todo aquello que sea valioso o notable, cualquier novedad o moda que subraye su estatus. Es el más posesivo en todos los sentidos y todas sus relaciones tienen un matiz de posesión pues en mayor o menor grado se siente dueño de su esposa, de sus hijos y amigos. Una manifestación de la territorialidad de estos pacientes se observa en la tendencia que tienen a hacerse notar, a imponerse a los demás. Son actos de territorialidad tanto en el hacer grandes fiestas y convocar a amigos y vecinos, invitar a beber a todos los presentes (incluyendo a completos desconocidos), como también el obligar a que todos en su calle escuchen la música que está oyendo. Con estos comportamientos marca su territorio. Muchos de sus gestos de gran nobleza y altruismo, como sus celos y su afán controlador, están sustentados en este impulso.

Agresión: Su instinto de agresión, por el que es tan famoso en el mundo de la Materia Medica, no es más que una manifestación de su competitividad y reactividad (que pueden verse como otros instintos). Nux vomica e Ignatia, botánicamente emparentados por poseer estricnina y brucina, son las personalidades más reactivas. Ante cualquier estímulo responden instantáneamente. En el caso de Nux, esta reactividad se manifiesta de una manera mucho más ríspida y primitiva que en Ignatia, que es más sutil y refinada. Así, Nux se enciende rápidamente, es muy colérico y explosivo, impulsivo y peleador. Le cuesta mucho no actuar y detenerse a reflexionar. Su ánimo competitivo muchas veces desemboca en agresividad.

Impronta: En muchos seres vivos, las primeras impresiones marcan la pauta de muchas conductas, formándose un lazo indisoluble. Así, los patos recién nacidos seguirán lo primero que vean moverse (dando instintivamente por sentado que se trata de su madre). A esto se le llama impronta. Y en el caso de Nux vomica suele operar de diferentes maneras: Una vez que conocen algo grato o placentero es muy difícil que lo cambien o cedan. Así, Nux puede comer de su platillo favorito todos los días sin hastiarse. A nivel afectivo puede ser muy obsesivo y adictivo. Si una mujer le atrae, la buscará e intentará conquistarla sin rendirse, con una paciencia inusitada que puede llevara que la seducción dure años enteros. Asimismo, la mayoría de estos sujetos vuelven al primer amor, a su lugar de origen y raíces, a buscar a sus amigos de infancia y recuperar aquello que les causó una primera buena impresión en sus vidas.

Placer: Nux vomica es uno de los más hedonistas de la Materia Medica. Todo aquello que le cause placer suele anclarlo, por eso este paciente tiende a las adicciones de manera tan fuerte e incontrolable. Esta situación se complica por el hecho que disfruta de todo de manera ilimitada. Aunque prefiere las cosas más simples y los placeres más sencillos, no obstante, es capaz de buscar y encontrar placer de manera intensa, apasionada y reiterativa.

En sus estados más sanos es un perpetuo luchador, un guerrero conquistador en todos los sentidos. Su vida se impulsa por retos y nuevas metas, optando por el juego limpio, pues nada le agrada más que medirse en un plano de igualdad. Nux vomica es tan reactivo que no puede sentir rencor, reacciona inmediatamente, zanjando en el momento sus diferencias. Sin embargo, desequilibrado, se propasa y no mide las consecuencias de sus actos. Se torna ofensivo, invasivo y peleador, con una sagacidad intuitiva para herir y humillar de manera precisa y dolorosa a los demás, erigiéndose como uno de los peores tiranos de la farmacodinamia. 

 
  Häsler en México |  Anatomía de un medicamento |  Elaboración y origen |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones |  Productos |  Contacto |  Videoteca |  Domingo Cultural |  Asesoría Clientes |  Boletín Homeopático
Asesoría para Apertura de Farmacias Nuevas |  Publicaciones |  Las 12 Sales de Schüssler |  Vitaminas Homeopáticas
 

 ©2010. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF