Boletín Homeopático


AGOSTO 2005

NUEVOS MEDICAMENTOS HOMEOPATICOS: ALUMINA SILICATA
Por el Dr. Gilberto Quintero Ramírez

(Los síntomas únicos se marcan con un asterisco*)
Este es un medicamento de origen mineral muy indicado en profundos estados miasmáticos. Y aunque ya se menciona en la misma Materia Medica de estados de Kent y en los textos más clásicos de Farmacodinamia, su empleo y prescripción habían sido escasos hasta tiempo muy recientes, cuando se ha descubierto su acción desbloqueadora y liberadora en casos de extrema cronicidad. Alumina silicata, medicamento con rasgos de Alumina, Alumen y Silicea además de los propios y muy característicos, esta indicada en cuadros con sintomatología profundamente instaurada y muy reacios a evolucionar (como Sulphur o Psorinum, aunque no tan drásticos). En Alumina silicata los síntomas tienden a permanecer inexorablemente una vez que se presentan, de manera continua, incluso día y noche (Cefaleas, vértigo, constipación, secreciones, debilidad, fotofobia, calambres, hormigueo e incluso patologías neurológicas). Otra clave distintiva es la lentitud de todas las funciones del organismo, tanto a nivel físico mental y dinámicamente.

Estos individuos piensan, razonan y comprenden cada día con mayor lentitud y dificultad, se sienten confundidos y se tornan muy torpes (como Alumina). Y aunque no pierden sus capacidades intelectuales, esta se ralentizan tanto que pareciera que se han anulado, al grado del embotamiento o la idiocia. Un síntoma temprano es la dificultad para contactar y expresar sus ideas, les cuesta trabajo encontrar las palabras adecuadas para expresarse. Todas estas limitaciones intelectuales hacen que el paciente se vuelva indeciso, desalentado y que desee apartarse de los demás. Hay una profunda desazón que con el tiempo se torna depresión. Por las mañanas, al despertar, sus funciones intelectuales están mas agravadas, tarda en comprender aún lo más elemental, lo cual genera intensa ansiedad y profundo miedo, además de un sentimiento de vulnerabilidad e inadecuación que suele convertirse en un sentimiento de culpa difuso y opresivo: Siente que algo está muy mal en su interior y que debe haber hecho algo realmente terrible para estar así. Este es un remedio de utilidad creciente en cuados de Alzheimer y demencia senil.

En estados iniciales hay una indolencia inexplicable, como si lo primero que se afectara fuera voluntad. El paciente se vuelve muy intolerante, caprichoso e irritable, comienza a desarrollar una terquedad creciente en todos los ámbitos y actitudes de su vida, criticando a todos los demás y presentando crisis de risa histérica cuando las cosas se salen de control o ante situaciones que no puede manejar. Se enoja muy fácilmente, no soporta la contradicción pero él mismo se torna contrario y peleador, aunque se agrava mental y físicamente por enojarse. Conforme sus capacidades se van deteriorando va cayendo en un estado de grave depresión, la cual en su comienzo es muy sutil y se presenta más como una insatisfacción o un desánimo acompañado de intensa timidez pero que en estados más avanzados, conforme los síntomas físicos se tornan más crónicos y continuos, puede volverse hastío de la vida, acompañándose de estados casi catatónicos, donde el enfermo pierde incluso la voluntad de moverse. Sin embargo, es característico que aún en estas fases de gran cronicidad, habla y llora dormido, lo cual es una forma de exoneración. Del mismo modo, llama la atención el hecho de que aunque el paciente se aísla y rehuye a los demás, su depresión mejora si es capaz de hablar de ella con otras personas*. Asimismo, tiene una gran aversión a la compañía, especialmente le molestan las multitudes, aunque estar solo lo agrava, mejora estando acompañado*, especialmente de una sola persona o un amigo, de alguien que lo comprenda y ante quien no se sienta vulnerable.

Entre los síntomas físicos más característicos podemos mencionar la cefalea crónica, diaria o continua, la cual auque no es muy intensa llega a desesperar al enfermo por su constate presencia y por el hecho de que suele obnubilar sus capacidades intelectuales. “No es muy fuerte, doctor, pero me atonta”. Estas cefaleas parecen tener un componente gástrico y aunque son difusas en sí mismas se agravan en general después de comer, durante la menstruación, al despertar (como todo en el enfermo), inclinándose, por estimulantes y por caminar con fuerza.

La constipación extrema y muy crónica es otro rasgo notable. Es muy persistente y parece no reaccionar ante ningún tipo de laxante o medicamento, y el paciente refiere que lo ha acompañado siempre, aunque cada día es más severa y se ha agravado con el paso de los años.
Afecciones digestivas de todo tipo después de comer, con flatulencia incarcerada, gran distensión y dolor abdominal que mejora por aplicaciones calientes y dejando de comer por largo tiempo. Dolores calambroideos en todo el abdomen. Vómitos de sangre negra.

La sensación de constricción en todo el cuerpo, y especialmente en todos los orificios, es también característica y se suele asociar a patologías más avanzadas como esclerosis múltiple, neuritis múltiple o ataxia locomotriz, parálisis de todo tipo y estados epilépticos o convulsivos. Asimismo. El hormigueo o entumecimiento es una sensación concomitante, manifestándose especialmente en la piel o siguiendo el trayecto de los nervios. Esta sensación puede presentarse también como plenitud o pesadez.

Sus grandes modalidades son la agravación general por el frío (aunque el paciente desea aire libre y las cefaleas algunas veces mejoran por aplicaciones frías) y por la actividad, el movimiento y comer. Mejora especialmente por ayunar o comer lo mínimo posible: Son individuos adinámicos y generalmente muy delgados, de hábitos muy frugales, comen muy poco y llegan a renunciar completamente a ciertas comidas y actividades, pierden el gusto por los alimentos, la comida no les sabe a nada. Del mismo modo, muchas áreas de su vida se tornan grises e indefinida, nada les divierte y su existencia no tiene más centro que sus sufrimientos perpetuos.

Alumina silicata posee dos grandes indicaciones esenciales : I) Cualquier tipo de padecimiento que se manifiesta con una continuidad extrema, al grado de estar presente día y noche, o por largos años, mermando al enfermo ya sea física o mentalmente. Individuos que están hartos de la vida por sus síntomas, aunque éstos no sean muy graves o dolorosos. II) Especialmente indicado en personas estoicas e indiferentes que, sin causa aparente, se hayan afectadas volitivamente, perdiendo el gusto por la vida, sin encontrarle a nada placer o satisfacción (Tuberculinum).
 

 
  Häsler en México |  Anatomía de un medicamento |  Elaboración y origen |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones |  Productos |  Contacto |  Videoteca |  Domingo Cultural |  Asesoría Clientes |  Boletín Homeopático
Asesoría para Apertura de Farmacias Nuevas |  Publicaciones |  Las 12 Sales de Schüssler |  Vitaminas Homeopáticas
 

 ©2010. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF