Boletín Homeopático


ENERO 2008

Constipación
Por el Dr. Gilberto Quintero Ramírez

Alumina: Es el principal medicamento de la constipación por sequedad crónica de la mucosa rectal. Peor estando fuera de su casa o viajando (Nux vomica, Platina). Sólo puede defecar estando de pie (Caust.). Ausencia de deseo hasta que se acumulan grandes cantidades de materia fecal. Peor por alimentos farináceos (papas). Recién nacidos constipados por el uso de fórmulas.
Alumen: Indicaciones muy semejantes a las de Alumina (especialmente cuando ésta falla). Constipación de las más graves, no tiene deseos durante muchos días. Escíbalos (Opium, Plumbum). Muy indicado en pacientes constipados crónicos muy nerviosos o hipocondríacos, que se agravan por pensar en sus males (Oxalic acid, Med.) o se impresionan fácilmente.
Arnica montana: Heces acintadas con hemorroides. Debe acostarse después de defecar.
Bryonia alba: No hay deseo, debe hacer grandes esfuerzos que le causan intenso dolor. Las heces están secas, son grandes y se ven como quemadas. Con gran sequedad de las mucosas y durante la cefalea, boca seca, lengua saburral, gusto amargo; en la dentición en adultos mayores, en el embarazo, el puerperio o durante la menstruación.
Calcarea carbonica: Con heces duras y luego blandas, muy grandes y nudosas, o como arcilla. Es uno de los principales medicamentos de la constipación crónica cuando no es muy severa pero persiste, con todo tipo de presentación en el aspecto, consistencia y color de las heces.
Carboneum sulphuratum: Constipación en personas con apetito voraz o con rápida saciedad. Causticum: Con enuresis. Solo puede defecar estando de pie. Constipación con heces difíciles y esfuerzos ineficaces; con excoriación anal, prurito anal que se agrava por el rascado.
Clematis vitalba: Heces duras y difíciles, peor por bañarse o lavándose con agua fría.
Cocculus: No puede sentarse por el dolor en el recto. Por viajar, acompañada de vértigos.
Graphites: Constipación con heces muy grandes y nudosas, cubiertas de moco.
Ignatia: Durante el resfriado* o por enfriamientos en general. Por viajar. Constricción dolorosa en el recto después de evacuar, con dolores como de estaca o astillas, que pueden durar varias horas, asociada a hemorroides. Los dolores son agudos, cortantes, como por un instrumento filoso, y típicamente se sienten de adentro hacia fuera.
Iodum metallicum: Específico cuando hay constipación que mejora por tomar leche.
Lac vaccinum defloratum: En el embarazo o en los diabéticos deteriorados; por leche, la cual también le puede provocar diarrea. Es casi un específico de la constipación crónica cuando se acompaña de cefaleas, jaquecas o migrañas crónicas e intolerables. La constipación no responde ni a los purgantes y solo puede conseguirse algún resultado con el uso de enemas.
Lycopodium: Constipación alternando con diarrea, en niños. Por estar fuera de casa. Otro de los grandes medicamentos homeopáticos en el tratamiento de la constipación, sobre todo cuando hay muy pocos deseos o urgencia ineficaz y dolorosa, con constricción del ano. El principal medicamento de la constipación asociada a colon irritable, divertículos y cuadros de gran tensión en individuos con falta de autoestima.
Magnesia muriatica: Junto con el hígado, el recto es el principal órgano de acción de este medicamento. Constipación con heces duras, secas, escasas, grandes y nudosas, como de cordero (síntoma que comparten todos lo medicamentos con cloro: muriaticos). Heces que salen con gran dificultad y se desmenuzan o se fragmentan en el borde del ano, a veces blanquecinas. Uno de los principales medicamentos de la constipación en niños durante la dentición.
Moschus: Constipación por tomar café. Mejor bebiendo.
Natrum muriaticum: Que se presenta cada tercer día o en días alternativos. Por cambios emocionales y por estar fuera de casa o por que alguien esté presente o cerca, en baños públicos.
Nux vomica: Frecuente deseo con gran urgencia. Es el principal medicamento de la constipación espástica, con gran tensión física y desgaste emocional. Contraindicado si no hay dolor ni urgencia de defecar. Gran sensación de alivio y mejoría cuando puede defecar. Sensación de espasmo en el ano AAociado a hemorroides, cefaleas, gran irritabilidad y toda clase de afecciones digestivas por excesos alimenticios. Constipación por abuso de laxantes o en niños que, por el miedo al dolor que les ocasiona defecar, desisten progresivamente.
Opium: Constipación completa y absoluta. Por abuso de enemas. Por shocks, sustos o impresiones fuera de lo común, después de cirugías (Staphysagria, Calendula). Por atonía intestinal y sobre todo por inactividad total del recto, a veces de evolución muy crónica y con tendencia a acumular grandes cantidades de heces; no siente ningún deseo de evacuar y las heces, que son como escíbalos negros solo pueden ser expulsados por un enema
Phosphorus: Constipación con heces muy peculiares y características, largas, delgadas, duras y muy secas, blanquecinas y evacuadas con grandes esfuerzos, heces como las de un perro. Inactividad rectal casi total.
Platina: Por viajar, en emigrantes, o por intoxicación con metales pesados, por hábitos sedentarios o en depresiones muy crónicas; durante la menstruación o en el embarazo; inveterada y muy obstinada, con deseos frecuentes, repentinos e ineficaces. Cuando Nux falla a pesar de estar bien indicada. Las heces son pequeñas y duras, como quemadas, y parecen adherirse al recto cuando están a punto de salir. Debilidad en el abdomen después de defecar.
Plumbum metallicum: Muy crónica y severa, por parálisis rectal, con deseos continuos e inútiles; con heces duras, negras que, a veces, se agrupan en grandes masas o bolos fecales adherentes; constricción espasmódica y muy dolorosa en el ano mientras intenta defecar, la cual puede persistir por una o dos horas. Sensación de que el ano estuviera retraído. En el embarazo.
Sanicula: Urgencia repentina, intensa e ineficaz mientras está comiendo*.
Sepia: Plenitud en el bajo vientre. Después de defecar siente un cuerpo extraño en el recto o en el periné. Es el principal medicamento de la constipación relacionada a desequilibrios hormonales (como Puls.) y en el síndrome premenstrual. Constipación periódica (Kali bich.)
Silicea: Con heces aparentemente blandas y normales, que retroceden una vez que comenzaron a salir. Por inactividad o parálisis rectal; no hay fuerza para expulsarlas; peor antes y durante la menstruación. Constricción dolorosa y espasmódica en el ano al defecar.
Sulphur: Constipación con heces muy gruesas, sobre todo en niños, que le ocasionan miedo a defecar por el dolor que causan, el dolor lo hace desistir al primer esfuerzo. Las heces son como bolitas, caprinas, como quemadas, nudosas, duras y secas. 

 
  Häsler en México |  Anatomía de un medicamento |  Elaboración y origen |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones |  Productos |  Contacto |  Videoteca |  Domingo Cultural |  Asesoría Clientes |  Boletín Homeopático
Asesoría para Apertura de Farmacias Nuevas |  Publicaciones |  Las 12 Sales de Schüssler |  Vitaminas Homeopáticas
 

 ©2010. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF