Boletín Homeopático


FEBRERO 2009

Vainilla (Vanilla planifolia)
Por el Dr. Gilberto Quintero Ramírez

   Laboratorios Häsler, siempre preocupado por estar a la vanguardia homeopática, y a partir del presente año, ha introducido en su catálogo nuevos medicamentos homeopáticos procedentes de Europa, los cuales son el resultado de acuciosas experimentaciones o reexperimentaciones, con indicaciones que responden a las necesidades del hombre contemporáneo y de sus modernas dinámicas. En sucesivos boletines y publicaciones se darán a conocer las indicaciones de estos nuevos remedios cuyas patogenesias no se encuentran en los textos clásicos de Materia Medica o están de manera muy sucinta. En el presente boletín e inaugurando un nuevo ciclo anual, presentamos la patogenesia actualizada de Vanilla planifolia (la vainilla). Viknovsky sólo menciona 3 síntomas: Disminución de la sexualidad masculina. Menstruaciones prolongadas e irritación de la piel. El medicamento es elaborado utilizando vainas de vainilla procedentes de Madagascar, aunque la planta –de la familia de las orquídeas- es originaria de México. Boericke señala su uso como estimulante del cerebro y a nivel sexual.

   Este es un gran remedio para personas que han bloqueado su sensibilidad (como Calendula) o que han perdido la capacidad de contactar con los demás a raíz de muy fuertes impactos emocionales, sobre todo de naturaleza afectiva y que se presentan en la vida de manera abrupta (severas pérdidas y muertes). El remedio actúa optimizando la capacidad y la profundidad del contacto humano, potencializando la empatía y el sentido de trascendencia a través de las relaciones con los demás. Muy indicado en estos tiempos de relaciones frívolas y superficiales, sin verdadero contacto emocional. A nivel constitucional y en sus estados de mayor equilibrio, son personas sensibles, cálidas y joviales a quienes les gusta cocinar, sobre todo para su familia, elaborando muchos platillos; tienen deseo de asistir a fiestas y reuniones y se relacionan con relativa facilidad con los demás. Tienen fascinación por el color azul y por el naranja. Gran sensibilidad y refinamiento, como Ignatia, Silicea y China; deseo de cosas finas y elegantes, deseo de comprar objetos selectos y hermosos, de delicadas texturas y armoniosos colores; todo lo cual los puede llevar a ser un tanto derrochadores y consumistas. Vanilla presenta un encantamiento sensual, una suerte de sensibilidad que lo conecta intensamente con todo tipo de impresiones sensuales; así, llora fácilmente y posee una capacidad empática aumentada. Es afectuoso, amoroso, apasionado, con gran deseo de divertirse y convivir. Presenta gran alegría, a veces al grado de la euforia. Se siente con gran energía, y es muy productivo, incansable, puede quedarse viendo televisión hasta muy noche o realizando un sinnúmero de actividades. Positivo, optimista, con gran excitación por el futuro. Las cosas que lo rodean lo emocionan e inspiran. Se ríe fácilmente y todo le causa gracia.

   Por otro lado, y a consecuencia por lo general de penas y adversidades, especialmente cuando son repentinas y se relacionan con pérdidas puede desarrollar y presentar todo lo contrario, falta de enfoque en la vida (Onosmodium), apatía y haraganería (Sulphur); gran tendencia a posponer todo para el futuro. Vainilla tiende a ser un individuo colérico, al grado de la violencia y de la ira, distante, intolerante y crítico, propenso al aislamiento y muy dado a descalificar a los demás. Enojado consigo mismo. Se siente contento de no hacer nada. Fácilmente se distrae, dejando todo sin terminar. Gente que pierde las cosas con gran facilidad y frecuencia. Torpeza, falta de coordinación, se la caen las cosas con suma facilidad, se golpea por accidente. Se pierde con gran frecuencia en calles conocidas (Glonoinum), confunde los caminos cotidianos. Tendencia a la depresión, aunque ésta puede ser muy sutil o estar enmascarada en la forma de indolencia y falta de reactividad. Alcoholismo. Siente la presencia de alguien o de algo, sensación de que lo tocan o de estar en una muchedumbre. Anticipación.

   En Vainilla existe un conflicto entre el impulso de ordenar y limpiar su entorno y hacer más eficiente su actividad, y la marcada tendencia hacia el caos y el desorden. Muy indicado en personas que quieren ser más ordenadas y eficientes desde su voluntad y conciencia, pero que no logran superar sus tendencias caóticas, las cuales suelen ser fuente de agobio y aprehensión. Vainilla puede generar o curar (cuando es excesivo) los deseos e impulsos de limpiar, de hacer todas las cosas que han sido pospuestas o quedado pendientes, volviendo a la persona fastidiosa en exceso o con rasgos obsesivos. Muy indicado también en las personas que desean ponerse a dieta y no pueden hacerlo, a quienes esto les genera aún más apetito y deseo de comer, como si fuera el último día de sus vidas. De gran utilidad clínica son los sueños que presenta, los cuales se caracterizan por estar relacionados con los grandes temas esenciales del remedio: Sueña con antiguas parejas o novios, sueños sexuales. Sueña con fiestas, con comida, con gente. Sueña con ropa y con compras, automóviles, ladrones, animales. Entre sus síntomas físicos más relevantes, y sin detallarlos a fondo, se encuentran: Cefalea con vértigo. Ojos rojos e inflamados, con dolorimiento. Epistaxis. Tendencia a la sinusitis. Eructos, regurgitaciones, acidez, reflujo y náuseas, alteraciones del apetito; distensión abdominal; diarrea fétida. Sueños sexuales y alteraciones de la menstruación: Aumentada (Boericke), retardada, cólico menstrual. Dolor en la espalda. Erupciones en la piel (manifestaciones alérgicas). Los síntomas de la piel se asemejan mucho a los de Rhus tox. Deseo de cosas dulces, café, pollo, chocolate, frutas, nueces, semillas. Peor por frío, mejor por el calor, sobre todo por baños calientes, los cuales desea con intensidad. Sin embargo, a la par, desea aire libre y luz del sol.

   Este es un medicamento cuya génesis se sustenta generalmente en sus trastornos mentales, los cuales se mencionan a continuación con sus respectivos valores repertoriales y en orden jerárquico progresivo (cuando no se indica el valor, es de 1): Trastornos mentales por cólera; mortificación; por decepción; vergüenza; por malas noticias (2); por postración mental (2), preocupaciones y cuidados (2); por la muerte de seres queridos (3), padres o amigos (3) o de un hijo (3); por reveses de fortuna (3); pena (3); decepción de amor; por shock mental (3, siendo el síntoma con más valor en el rubro).

   Fuentes: Repertorio Synthesis 9.1 y resultados de la experimentación pura: www.homeopathycourses.com/pdf/Vanilla_Planifolia_Proving.pdf
 

 
  Häsler en México |  Anatomía de un medicamento |  Elaboración y origen |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones |  Productos |  Contacto |  Videoteca |  Domingo Cultural |  Asesoría Clientes |  Boletín Homeopático
Asesoría para Apertura de Farmacias Nuevas |  Publicaciones |  Las 12 Sales de Schüssler |  Vitaminas Homeopáticas
 

 ©2010. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF