Boletín Homeopático


MAYO 2009

Lac Maternum
Por el Dr. Gilberto Quintero Ramírez

  La leche materna dinamizada se ha convertido en los últimos tiempos en una de las armas más sorprendentes y eficaces en el arsenal homeopático ya que es un medicamento de acción muy profunda y con una capacidad exonerativa incomparable. A diferencia de Lac humanum que es preparado con una sola muestra de leche materna, Lac maternum se prepara con por lo menos nueve tomas diferentes, las cuales van desde los tres días (calostro) hasta los diez meses.

  Lac humanum posee casi los mismos síntomas que Lac maternum, pero está más indicado cuando las dificultades para adaptarse y la gran sensación de aislamiento están más acentuadas. Igual que Lac maternum puede tener adicciones y toda clase de conflictos con la figura materna.

  Lac maternum, en cambio, es más profundo en su acción y el sentimiento de aislamiento del medicamento anterior puede estar presente o trocarse en un impulso de difusión, en una sensación de dispersión y fusión con todo lo que le rodea. Fundamentalmente, está indicado en toda clase de afecciones que tienen como trasfondo una terrible incapacidad de amar y de ser amado, de conectarse verdaderamente con los demás, nutriendo y permitiendo ser nutrido por los otros. Uno de sus conceptos claves más importantes es la orfandad en todos los sentidos, sobre todo en aquellos casos donde los padres estuvieron física o emocionalmente ausentes, impidiendo que el niño se adecuara y se cimentara firmemente a la vida. Por otro lado, y a un nivel primordial, la esencia de la Lac maternum surge de los problemas inherentes a la encarnación humana, la cual no termina de darse después del nacimiento y es completada por parte de la madre a través de la lactancia. Las personas que precisan de este remedio han tenido problemas para asumir su vida física y su existencia tangible, ya sea por algún tipo de rechazo, conciente o inconciente, en el embarazo por parte de sus padres; por una incapacidad para diferenciarse de la madre y de la totalidad del Universo; por toda clase de dificultades al ir conformando su propia identidad y marcar los límites de su propio ser ante el mundo circundante o incluso por heredar la ansiedad que implica la responsabilidad de la nueva vida. Esta falta de incorporación a la realidad suele impedir que se desarrolle completamente el sentido de la propia identidad, así el individuo no logra centrarse en si mismo ni diferenciarse de los otros, con lo cual fácilmente es perturbado por las energías externas, tanto del medio ambiente como de los demás. No tiene buenas defensas contra las fuerzas exteriores, le cuesta mucho poner límites y muchas veces no se percata que los demás abusan de él. Lac maternum ayuda a que el paciente se haga más conciente de sus limitaciones en este sentido y pueda trabajar en pos de una mejor asertividad y un desarrollo óptimo de su propia personalidad y plenitud. Estimula una mayor claridad de las propias necesidades y de lo que uno realmente desea para sí, ayudando a definir las propias fronteras, tanto a nivel físico como mental, y haciendo posible que el individuo se aleje de todo lo que energéticamente no es él mismo.

  Los síntomas físicos más notables son la sensación de estar flotando, vértigo y mareo, obnubilación y lentitud del pensamiento, desmayos fáciles y sensación de irrealidad, cansancio (síndrome de fatiga crónica) y trastornos de la alimentación (anorexia y bulimia). Son muy comunes las cefaleas y las migrañas asociadas a la tensión inherente de tener que enfrentarse a la vida cotidiana sin un adecuado nivel de defensa emocional y físico. Hay gran vulnerabilidad física al estrés que surge de las relaciones humanas. Sensación de vacío en diferentes partes del cuerpo o de forma generalizada, que también puede reflejarse a nivel mental como una incapacidad de sentir, como si los sentimientos sólo se manifestaran de manera superficial: No siente nada con profundidad o intensidad. Flujos de calor, caída del cabello, afecciones de los senos. Muy característico es también que la parte inferior del cuerpo suele estar mucho más debilitada que la superior, como si la energía no lograra aterrizar; por todo esto es común encontrar frialdad de las extremidades, sobre todo de las inferiores, libido muy baja, falta de energía y vitalidad, torpeza, sensibilidad al frío o incapacidad de entrar en calor. La inconciencia al respecto de sus propias fronteras conduce al desarrollo de muchas afecciones de la piel, como eccema, dermatitis, psoriasis, molusco, etc. Ya que la piel es la frontera natural del organismo, Lac maternum se convierte en un medicamento de elevada efectividad en las enfermedades dermatológicas, sobre todo cuando son muy crónicas y poseen un profundo trasfondo emocional desde el mismo nacimiento.

  Clínicamente está muy indicado en pacientes que tienen graves dificultades para definirse a nivel de su propia identidad, les cuesta mucho decir que no, sin embargo, no son personas cálidas ni amistosas; estos individuos tienden a ser fríos y un tanto distantes, sienten que no se logran integrar adecuadamente, hay una gran falta de confianza, llegando a sentir que no merecen vivir. Adicciones de todo tipo. El conflicto con la madre es un rasgo clave: Puede haber una dependencia absoluta, sobre todo en niños pequeños que no pueden separarse de ellas un solo instante, lo cual se extiende a la edad adulta en la forma de una pleitesía, consciente o inconciente, hacia la figura materna o como inmadurez (como en Lycopodium), puede haber un gran intolerancia o aversión hacia la propia progenitora (como en Thuja) o una búsqueda constante de su aprobación y reconocimiento, como si la madre fuera la única persona capaz de otorgarle a este individuo su valía y su estatus de existencia, todo lo cual puede extenderse y proyectarse posteriormente hacia los demás: Dependencia hacia los demás, necesidad de ser aprobado por todos y de cumplir las expectativas que los otros tienen sobre él.

  En casos muy patológicos puede haber depresiones muy intensas, acompañadas de desequilibrios hormonales de todo tipo, en estos casos la indiferencia es mucho más extrema, nada le interesa ni lo motiva, total apatía hacia su propia persona, indiferencia a su apariencia personal (como Sulphur) y hacia los demás. Lac maternum está muy indicado en toda clase de depresiones post parto. El sujeto está inmerso en un conflicto perpetuo entre la pertenencia al grupo, la familia y la comunidad, y su propio impulso de autodeterminación. Personas que no logran sentirse plenamente felices, que son negativas y pesimistas, les cuesta decir que no y se siente débiles. Viven por inercia. No tienen una total claridad mental ni son capaces de tomar decisiones, como si no hubieran madurado lo suficiente. Lac maternum, asimismo, puede ayudar a clarificar otros estados medicamentosos que bordean la incurabilidad o la falta de reacción, sobre todo cuando la voluntad y la conciencia del paciente están bloqueadas o son empleadas para perpetuar su condición patológica (el paciente no sólo no desea sanar sino que, con toda su voluntad, sí desea seguir enfermo) , en estos casos el remedio actúa confrontando la propia identidad y el impulso básico de vida, lo que lo convierte en uno de los más importantes.

Fuentes: Synoptic Materia Medica II - 3rd edition. Frans Vermeulen. Lotus Materia Medica. Murphy www.tinussmits.com/3871/lac-maternum.aspx 

 
  Häsler en México |  Anatomía de un medicamento |  Elaboración y origen |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones |  Productos |  Contacto |  Videoteca |  Domingo Cultural |  Asesoría Clientes |  Boletín Homeopático
Asesoría para Apertura de Farmacias Nuevas |  Publicaciones |  Las 12 Sales de Schüssler |  Vitaminas Homeopáticas
 

 ©2010. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF