Boletín Homeopático


NOVIEMBRE 2010

Carcinosin (Segunda Parte)
Por el Dr. Gilberto Quintero Ramírez

  Aunque es el Nosode del cáncer y se esperaría, por lo tanto, una personalidad francamente grotesca y monstruosa, Carcinosin suele presentarse como un niño o un adolescente de apariencia frágil e incluso tierna o compasiva, escondiendo al más grande de todos los genios de la Materia. Estos niños o adolescentes, sin embargo, están limitados emocionalmente, su esfera afectiva no está realmente desarrollada, a nivel de sentimientos y afectos son inmaduros y altamente vulnerables.

  Carcinosin es un remedio realmente complejo, muy semejante, en un primer vistazo, a Phosphorus: Posee la gran sensibilidad artística de éste, junto con su compasión desmesurada y empática, una sensibilidad que raya en lo impresionable, un deseo innato de complacer así como una gran dificultad para poner límites de toda clase. Como Phosphorus, Carcinosin capta las emociones y los sentimientos de los demás, asimilando su dolor y haciéndolo propio. Sin embargo, Carcinosin vive en el reino de la mente intelectual y es un escrutador frío y permanente intelectual de la realidad; no concibe dañar a nadie, porque no puede entender y delimitar desde su mente el concepto del dolor humano, tanto del propio como del ajeno.La noción de que el dolor es parte del crecimiento es comprendida pero difícilmente sentida y asumida. Puede mostrarse en ciertos ámbitos festivo y sociable, pero en su íntima esencia, es un ser humano solitario, frugal y severo consigo mismo, tímido y lleno de nostalgias indescifrables. Carcinosin, al más puro estilo phosphorico, ama el chocolate con gran intensidad, puede ser adicto a la cafeína en todas sus formas y posee un impulso artístico, sobre todo de índole musical. Mozart es un ejemplo notable de esta personalidad precoz y genial, a la par que atormentada y llena de conflictos. A diferencia de Phosphorus, no obstante, Carcinosin posee una de las mentes más profundas y analíticas de toda la Materia Medica, con un poder de comprensión realmente sorprendente, siendo capaz de percibir pautas y abstracciones, concatenaciones y conexiones que otros difícilmente pueden llegar a percibir. Esta es quizá su gran tragedia: Sabe demasiado y su saber lo impulsa y a la vez lo limita. Puede llegar a tener memoria eidética (fotográfica), pero esta es una de sus facultades intelectuales menores. Como muchos Nosodes, puede presentar muy severas distorsiones de su impulso social, convirtiéndose en un individuo aislado y asocial, en el menor de los casos, o en un sociópata resentido y confrontador, en el peor. Junto con Tuberculinum, es el medicamento con más tendencia a sentirse ofendido por los demás, lo cual ejemplifica su dificultad para sintonizarse en su medio social. Ama el baile, el cual lo mejora notablemente, pero las fiestas y los convencionalismos sociales lo estresan y perturban. La música, con todos sus ritmos y matices, tonos y armonías, es una vivencia personal, compartida con muy pocos.

  Una de las claves para entenderlo, en esta faceta, es que el intelecto domina todo, a la voluntad y a los afectos, totalmente lo contrario de lo que le pasa a personalidades como Pulsatilla o Phosphorus que viven desde la emoción y los sentimientos, tomando decisiones y marcando las pautas de su vida desde ahí. Carcinosin logra, en este caso, ir aún más allá de lo que lo que hace Silicea, que tamiza sus sentimientos y emociones a través de la criba del intelecto más puro y transparente. Su mente brillante y analítica, junto con su timidez y su reacia actitud a expresarse, pueden hacer que se confunda con Silicea. Sin embargo, Carcinosin es mucho más complejo y su mente, más que inteligente puede considerarse verdaderamente genial.

  Carcinosin es el medicamento con más trastornos únicos de origen mental citado en el Repertorio Synthesis 9.1, la última versión del Repertorio de Kent, además de ser uno de los medicamentos con más síntomas causales a nivel mental.

  Carcinosin posee las características peculiares que suelen distinguir los Nosodes: Rasgos extremos, matices acentuados, polaridades y grandes contradicciones: Es uno de los niños más compasivos y sensibles (como Natrum mur., Phosphorus, Calcarea carbonica e Ignatia) pero también es quizá el más vengativo (como Nitric acid). Es sensible e impresionable, al grado de Phosphorus y Calcarea carbonica, pero también puede ser intelectualmente frío y distante. Puede estar indicado en casos de retardo mental u oligofrenias, pero también es el medicamento más importante en niños precoces o superdotados. Carcinosin tiene una profunda necesidad de afecto (Puls., Phos.), siente que no pertenece o no puede encontrar su lugar en la vida, pero a la vez se agrava por el consuelo y tiende a aislarse (Nat-m., Sepia), detrás de todos estos síntomas existe una profunda sensación de infelicidad, la cual puede tener un sustento real o solamente subjetivo. Es un medicamento lleno de miedos, a pesar de ser tan intelectual y racional, teme a los animales, a que algo vaya a pasar, al futuro, niños que le tienen mucho miedo a otros niños en la escuela y que no saben defenderse, por otro lado y en otras etapas de la vida, incluso, puede presentar gran osadía y aparente dominio de sí mismo, con gran seguridad y pasión exaltada. Gran deseo de viajar (Calcarea phosphorica), lo cual lo llena de energía y lo inspira (Ignatia).

  Carcinosin posee el típico sueño de buscar algo o a alguien y fracasar en encontrarlo, proyección de su propia infelicidad y sentimiento de exilio. Sueña que trabaja o que viaja; suele tener sueños muy angustiantes o que lo dejan exhausto, pesadillas o, incluso, sueños excitantes o premonitorios.

  Este es uno de los medicamentos más notables en el insomnio crónico en niños, niños insomnes incluso desde pocos días después de su nacimiento; sueño inquieto y fácilmente perturbado, tarda mucho en dormirse o despierta a las 4 a.m. y no puede volverse a dormir. Duerme en posición genupectoral o con las manos sobre la cabeza o frente (como Pulsatilla). Apetito voraz, come todo lo que puede, mezclándolo de manera caótica, deseos y aversiones alimenticias cambiantes y polares, gustos que después se convierten en aversiones. Asma y afecciones respiratorias crónicas, a veces a consecuencia de sustos o graves impresiones, que se agrava o se mejora notablemente a orillas del mar. Tos, como por cosquilleo, con deseo de aclararse la garganta, peor al desvestirse, al levantarse en la mañana o al lavarse. Condiciones alérgicas múltiples.

  Los textos clásicos de Farmacodinamia refieren una triada signológica que hay que tomar con reservas: Tez de color café con leche (en algunos casos, y dependiendo de la herencia racial y genética, los individuos Carcinosin tienen una coloración peculiar en su piel, a veces muy diferente a los miembros de su familia o incluso con un matiz totalmente individual), escleróticas azules (o matizadas levemente de alguna coloración, o simplemente “notablemente” blancas) y abundancia de nevus, lunares o queloides. 

 
  Häsler en México |  Anatomía de un medicamento |  Elaboración y origen |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones |  Productos |  Contacto |  Videoteca |  Domingo Cultural |  Asesoría Clientes |  Asesoría Farmacias
Boletín Homeopático |  Publicaciones |  Las 12 Sales de Schüssler |  Vitaminas Homeopáticas | 
 

 ©2010. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF