Boletín Homeopático


MARZO 2012

Alcoholismo y drogadicción (Primera parte)
Por el Dr. Gilberto Quintero Ramírez

   Agaricus muscarius: Indicado en afecciones a consecuencias de adicciones a drogas en grado extremo, con trastornos físicos motores, espasmos en todo el cuerpo. Trastornos mentales severos; es quizá el principal medicamento, junto con Stramonium, del síndrome de abstinencia: sensación de muerte próxima, gran preocupación por su salud, siente que tiene cáncer o alguna otra enfermedad incurable. Crisis exagerada de ansiedad y angustia, estados de gran excitación. Los individuos Agaricus, como síntoma peculiar, suelen sustituir su adicción a las drogas o al alcohol por una adicción al médico, al cual hablan continuamente y exigen que los atienda. En estados avanzados se presentan las formas más bizarras de alucinaciones, en las cuales el paciente puede llegar a agredirse a sí mismo. Personas que se emborrachan con la mínima cantidad de alcohol y se vuelven grotescos y exagerados, habla con fuerte tono, gesticula, profetiza y grita roncamente.

   Antimonium crudum: Más indicado en alcoholismo en sujetos muy románticos y soñadores, enamoradizos y sentimentales, pero que en realidad siempre rehúyen las relaciones constructivas y maduras, prefieren el enamoramiento idealista al amor constructivo y responsable; por lo mismo viven siempre en añoranza, deseando y buscando a la mujer perfecta, a la cual nunca encuentran, lo cual los sume en depresión y frustración.

   Apocynum: Muy útil en alcohólicos muy edematizados, friolentos, todos sus fluidos exonerativos están suprimidos (al igual que sus emociones pues son cerrados y apáticos, con confusión mental y sueños violentos que simbolizan la retención emocional). Estos borrachos consuetudinarios tienen muchas afecciones gástricas y gran sed, pero vomita los líquidos inmediatamente.

   Apomorphinum hidrochloricum: Indicado cuando Avena sativa falla en el tratamiento de adicciones recientes. Pacientes que desarrollan adición a los opiáceos después de cirugías. Niños recién nacidos de madres adictas a la heroína o a otras drogas. El síntoma clave de este remedio son los vómitos, activados por el mínimo esfuerzo.

   Arsenicum album: Personas debilitadas física, mental, emocional y moralmente a consecuencia de sus adicciones (sobre todo a drogas, alcohol o comida –bulimia–). Estas personas se han tornado extremadamente ansiosas, no pueden estar jamás en reposo y se caracterizan por ser fastidiosas al grado de la disrupción; no toleran ver a otros felices y suelen boicotear toda forma de paz en su entorno. Está indicado en personalidades adictivas cuyas primeras manifestaciones tienen que ver con rasgos obsesivos. Al principio la adicción puede ser al orden y a la limpieza, después a determinados medicamentos que, según el paciente, evitarán que desarrolle enfermedades graves o incurables, y por último a drogas o a alcohol, pero de formas muy extremas como si el enfermo quisiera en realidad acabar con su vida de la manera más rápida. Debido al carácter compulsivo del remedio las adiciones se tornan extremadamente difíciles de controlar.

   Aurum metallicum: Las adicciones de Aurum son en realidad una forma velada y tangencial de autodestrucción. Aurum tiene adicción por aquello que lo lastima, lo enferma, lo deteriora y, en última instancia, acaba con su vida. No goza de sus adicciones pues recurre a ellas con compulsión (como Arsenicum) y con culpa. Puede ser desde el caso del diabético que engulle docenas de chocolates sin disfrutarlos o el que ingiere bebidas alcohólicas afirmando que le disgustan. Los detonantes de estas actitudes pueden estar relacionados con afecciones de orden emocional, pérdidas afectivas, decepciones o situaciones de gran dolor con ansiedad de conciencia. Algunos adictos severos, sobre todo a drogas extremas, pertenecen a este grupo. Cabe mencionar que Aurum también es uno de los medicamentos indicados en el alcoholismo hereditario (junto con Nux vomica, Syphillinum, Carcinosin); personas que debido a su forma de beber se deterioran y mueren en cuestión de unos cuantos meses.

   Avena sativa: A pesar de ser un medicamento relativamente superficial y de indicaciones precisas, Avena es uno de los remedios más nobles en el tratamiento agudo de las adicciones a drogas e incluso en personas con severas formas de alcoholismo. Tiene la particular capacidad de fortificar el organismo para que éste pueda vencer una adicción, primero a nivel físico y después a nivel de la voluntad, además de suprimir la perentoria necesidad de la droga. En algunos casos es preciso prescribirlo en dosis crecientes, llegando incluso a potencias muy altas, sobre todo en enfermos con antecedentes crónicos de drogadicción o adicción a medicamentos, mientras que unas cuantas dosis a la 30c o a la 200c suelen bastar cuando la situación es más aguda o inmediata.

   Belladona: Muy útil en el síndrome de abstinencia o en sujetos con un franco deterioro mental a consecuencia de graves abusos de alcohol o drogas. Los pacientes se tornan violentos, con la cara roja y la mirada midriática, tienen alucinaciones terroríficas y manotean o gesticulan gritando, golpeando o corriendo presas de un gran terror.

   Cannabis indica: Niños cuyos padres abusaron durante mucho tiempo de toda clase de drogas. Personas que abusaron y drogas y alcohol, y se caracterizan por ser locuaces, fastidiosos, impulsivos y con desórdenes en su conducta. Una modalidad exclusiva de este remedio es que sus síntomas se agravan o aparecen cuando el paciente cambia de lugar de residencia o viaja, como si los cambios externos hicieran resonancia con la falta interior de raíces.

   Causticum: Alcoholismo asociado a otras adicciones como anorexia (y en menor caso bulimia), por frustraciones repetidas o una vida llena de penas. Difícilmente presenta drogadicción. Personas muy compasivas pero a la vez muy intensas, idealistas y reactivas. No toleran ninguna forma de opresión o injusticia y suelen luchar en misiones imposibles de gran elevado compromiso social. Cuando fracasan o acumulan adversidades desarrollan comportamientos destructivos, entre ellos el alcoholismo. Pueden desarrollar esta o cualquier otra adicción a raíz de abusos o humillaciones excesivas sobre su persona; indicado en individuos que han sido acusados o castigados injustamente, que han sufrido atropellos por parte de las autoridades. Tornándose tartamudo, olvidadizo, con embotamiento y torpeza aunque a la vez se manifiesta apresurado y muy ansioso.

   Cicuta virosa: Toda clase de adicciones asociadas a comportamientos infantiles o demasiado simples. Otra de las grandes y notables características de Cicuta es el progresivo deterioro intelectual (muy indicado en formas severas de demencia senil o Alzheimer, en este caso especialmente cuando estos problemas son causados o acelerados por abuso de drogas).

   China officinalis. Muy útil en las recaídas, tanto de drogadicción como de alcoholismo, con una debilidad intrínseca de la voluntad. Alcoholismo en personas que desde muy pequeñas se caracterizaron por ser muy sensibles y frágiles, y que de adolescentes se volvieron etéreas y distantes. Cualquier intrusión o desequilibrio en sus vidas puede afectarlas profundamente y dar inicio a alguna adicción, especialmente alcoholismo. 

 
  Häsler en México |  Anatomía de un medicamento |  Elaboración y origen |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones |  Productos |  Contacto |  Videoteca |  Domingo Cultural |  Asesoría Clientes |  Asesoría Farmacias
Boletín Homeopático |  Publicaciones |  Las 12 Sales de Schüssler |  Vitaminas Homeopáticas | 
 

 ©2010. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF