Boletín Homeopático


MAYO 2014

Tratamiento homeopático del Estrés
Por Gilberto Quintero Ramírez

   El estrés (del inglés stress, ‘tensión’) es una reacción fisiológica propia y natural de todo organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o demandante. Los síntomas que caracterizan el estrés son, entre otros, el nerviosismo (temblores: Causticum, Gelsemium, Rhus tox) o la inquietud (Aconitum, Arsenicum, Gelsemium, Rhus tox, Zincum). Otros no son tan perceptibles como la taquicardia (Argentum nit., Digitalis, Gelsemium, Glonoinum, Spongia), las pupilas dilatadas (Belladonna, Calcarea carb., Stramonium), la sudoración, la piel se torna rubicunda (Belladonna) y se erizan los vellos de la piel (Nux vomica).
El estrés es una respuesta natural y necesaria para la supervivencia, a pesar de lo cual hoy en día se confunde con una patología. Esta confusión se debe a que este mecanismo de defensa puede acabar, bajo determinadas circunstancias frecuentes en ciertos modos de vida, desencadenando problemas graves de salud. Al estrés positivo, que se asocia con la inspiración, la seguridad de resolver los problemas y el estímulo positivo se le denomina eustress (o buen estrés), propio de medicamentos como Nux vomica, Ignatia y Medorrhinum en sus estados más equilibrados.
Cuando esta respuesta natural se da en exceso se produce una sobrecarga de tensión que repercute en el organismo humano y provoca la aparición de enfermedades y anomalías patológicas que impiden el normal desarrollo y funcionamiento del cuerpo humano. Algunos ejemplos son los olvidos y las distracciones (Causticum, Cocculus, Ignatia, Phosphoric acid), alteraciones en el ánimo (Ignatia, Natrum mur), nerviosismo y falta de concentración, en las mujeres puede producir cambios hormonales importantes como dolores en abdominales inferiores, entre otros síntomas. El estrés crónico está relacionado con los trastornos de ansiedad.

    Los medicamentos más importantes para el estrés, tomando en cuenta, todos los síntomas y concomitancias mencionadas, son:
Argentum nitricum: Probablemente uno de los tres medicamentos más importantes que retratan el estrés de la vida moderna, con una vivencia de gran anticipación, ansiedad, ideas obsesivas y tensión interior. El paciente se ve afectado en su aparato digestivo: gastritis y úlceras por estrés. Afecciones nerviosas, insomnio, ideas reiterativas y temblor. Ante las circunstancias demandantes se torna incapaz, errático y con ideas dispersas.
Arsenicum album: Estrés combinado con amargura y envidia, siente la vida como una serie de adversidades. Se agobia por todo al grado de enemistarse por todo. Estrés que vuelve a la gente desagradable, exagerada y patológicamente concienzuda e, incluso, malévola.
Carcinosin: De acuerdo al Repertorio (Complete Repertory, Van Zandvoort) este es el medicamento más importante, sobre todo en el sentido que siente que la circunstancias lo superan y se imposibilitado a manejarlas y a hacerles frente. Siente que todo se vuelve una tremenda exigencia y que en cualquier momento no podrá dar la talla.
Coca: El síntoma clave del estrés de este remedio es la dispersión mental a causa de tensiones y agobios acumulados, este es el gran medicamento de las personas que por estresarse mucho y por largo tiempo, llegan a perder la capacidad de concentrarse, su mente se torna muy olvidadiza y dispersa. Como un mecanismo de defensa, pueden llegar a olvidar citas y eventos muy importantes, tareas pendientes y labores que es imprescindible que realice.
Cocculus: Es el remedio más importante para el estrés familiar: personas que se agobian por su familia, especialmente por sus hijos, al grado de perder el sueño, angustiarse, perderse a sí mismos de vista, descuidándose y deteriorándose, a la par que protege demasiado a sus seres queridos. Se suele acompañar de mareo, vértigo o sensación de vacío en el cuerpo o estómago.
Gelsemium: El medicamento más importante en el estrés en general, actúa como un gran tranquilizante en personas que viven con muchas tensiones, preocupaciones y, especialmente, anticipación. Esto suele estar aunado a malas noticias, pérdidas y adversidades, que tornan torpe e ineficiente al paciente, olvidadizo, con migrañas o jaquecas, temblores toda clase de desórdenes psicosomáticos.
Ignatia: En el caso de Ignatia observamos una sintomatología desbordante, llena de rasgos contradictorios y paradójicos, el paciente puede llegar a volverse adicto a la adrenalina propia del estrés, para luego verse superado por ella y no saber cómo manejarla. Gran inestabilidad emocional a consecuencia de tensiones. Circunstancias laborales que se conjuntan con grandes cargas emocionales y afectivas, como trabajar con la familia o mezclar vivencias afectivas y deberes.
Kali phosphoricum: Muy útil en trastornos por estrés, con gran nerviosismo, pérdida de la energía, cansancio y depresión, muchas veces por exceso de trabajo y preocupaciones. Sobresaltos, ansiedad y miedo a raíz de estrés.
Lycopodium: Estos individuos hacen de la vida una sucesión de agobio y estrés, sienten que todos están en su contra y que la vida tiene que ser resuelta a través de estrategias donde su capacidad, de la cual duda, es siempre puesta a prueba. De todo se estresa porque se vive incapaz de enfrentar la vida con seguridad.
Natrum muriaticum: Asociado a penas y depresión, pero de índole crónica, con resentimiento e incapacidad para expresar sus sentimientos. Pacientes muy responsables pero reprimidos. Este es uno de los medicamentos más importantes para las personas que se “acostumbran” al estrés.
Nux vomica: Aunque en estados de equilibrio puede presentar un verdadero buen estrés (eustress) y ser una persona activa y propositiva, también está indicado en pacientes con excesos desmesurados de tensión y preocupación, que se embarcan en proyectos más allá de sus capacidades, forzándose a costa de su integridad y salud.
Phosphoric acid: Gran agotamiento y embotamiento por preocupaciones de toda índole. Personas muy agotadas y deprimidas. En estados donde el estrés se acumula de manera crónica y reiterativa, como en Natrum mur., pero a veces más insidiosa y de más larga data.
Staphysagria: La clave de este remedio radica en que el estrés es siempre a costa de su integridad y valía. Personas dóciles o pusilánimes que se estresan mucho, por los demás y por su propensión a no confrontar a nadie. Este es uno de los medicamentos más importantes para los que se preocupan en grado extremo por nimiedades e intrascendencias.
Tuberculinum: Junto con Carcinosin, figura en el Repertorio como el más importante en los efectos profundos y desestabilizadores del estrés. Medicamento de las personas que literalmente se quiebran por tensiones desaforadas y ritmos de trabajo extremistas volviéndose completamente inestables, ya no pueden mantenerse en trabajo alguno, con una insatisfacción creciente y constante necesidad de cambio y movimiento en su vida.

 

 
  Häsler en México |  Anatomía de un medicamento |  Elaboración y origen |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones |  Productos |  Contacto |  Videoteca |  Domingo Cultural |  Asesoría Clientes |  Asesoría Farmacias
Boletín Homeopático |  Publicaciones |  Las 12 Sales de Schüssler |  Vitaminas Homeopáticas | 
 

 ©2010. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF