Boletín Homeopático


JUNIO 2014

Diabetes mellitus (Primera parte)
Por Gilberto Quintero Ramíez

   En el tratamiento homeopático de la diabetes, como en el de todas las patologías, es importante conocer los síntomas propios y característicos de la enfermedad para poder distinguir las variantes que son propias y características del paciente, que son sobre las cuales vamos a sustentar la prescripción. Así, en este caso, en la diabetes, la triada signológica de las p: polidipsia (mucha sed), poliuria (micciones frecuentes y abundantes) y polifagia (mucho apetito), será de suma importancia en la medida en que cada paciente y cada medicamento presente variaciones como pérdida del apetito en lugar de hambre canina (Acetic acid, Lyc.) o ausencia de sed (Gelsemium, Pulsatilla). De la misma manera, en esta patología tan común y tan destructiva, se ha comprobado clínicamente que los medicamentos de origen mineral son de gran ayuda cuando están bien indicados y que los ácidos, cuya característica común es la debilidad, son de gran ayuda en casos que bordean la incurabilidad. En muchos estados degenerativos e irreversibles, sólo queda por parte del homeópata, buscar la mejor manera de paliar, otorgando la mayor estabilidad y calidad de vida posibles.

   Se hace hincapié en medicamentos de suma importancia pero poco conocidos, tanto para el tratamiento profundo de esta afección como para su mantenimiento o paliación de la misma y sus complicaciones, así como los dolores neuropáticos en casos avanzados. Se marcan con negritas los medicamentos más importantes.

   -Acetic acid: Debilidad con color plomizo de la piel. Ardor en el estómago y salivación abundante. Como todos los ácidos presenta una gran debilidad, la cual se asocia típicamente con la diabetes, adelgazamiento progresivo. Sed inextinguible pero sin apetito. En casos avanzados de acidosis, el paciente está obnubilado, confuso, no reconoce a sus familiares y contesta de manera incoherente. Aversión a los alimentos salados.

   -Argentum nitricum: Polineuritis y neuropatías en pacientes muy nerviosos, inquietos y anticipados. Deseo de azúcar y de alimentos dulces en demasía, lo cual lo agrava física y, además, mentalmente. Diabéticos con afecciones neurológicas, dolores intensos y gran nerviosismo, que se preocupan en exceso por lo que va a suceder, que todo el tiempo están moviéndose, yendo y viniendo, haciendo cosas sin finalidad alguna. Debilidad sexual o generalizada, y adormecimientos en las diferentes partes del cuerpo. Dolores como astillas clavadas en las partes afectadas. Primeras fases del pie diabético, úlceras asociadas.

   -Arnica montana: Diabetes asociada a traumatismos de todo tipo o procesos emocionales de negación: ancianos muy deteriorados, con procesos digestivos crónicos y dolores insoportables, no soporta el menor contacto por parte de los demás. Personas que niegan no sólo su enfermedad sino todas sus circunstancias adversas.

   -Arsenicum bromatum: Con acné, forúnculos y ántrax. Este es uno de los medicamentos más importantes en la diabetes insípida (DI), que es una afección poco común que se presenta cuando los riñones son incapaces de conservar el agua a medida que desempeñan su función de filtrar la sangre. La cantidad de agua conservada es controlada por la hormona antidiurética, la cual se ve alterada en esta afección. Cáncer y diabetes (Ars.).

   -Arsenicum album: Este es uno de los medicamentos de acción más profunda, muy indicado en procesos muy degenerativos, medicados y complicados, siempre y cuando, los síntomas mentales y generales coinciden en semejanza. Cuadros diabéticos con inquietd, ansiedad y postración en ancianos muy negativos, amargados, miserables, avaros y envidiosos. Periodicidad en las crisis, con gran desorden en su alimentación. Polineuritis y neuropatías con dolores ardientes que mejoran por calor y que se presentan en la madrugada, especialmente alrededor de las 3 a.m., afecciones digestivas con intolerancia a la mayor parte de los alimentos, diarrea y debilidad progresiva. Gangrena con olores pútridos en pacientes con pie diabético complicado y avanzado (Secale).

   -Aurum metallicum: Con graves complicaciones y deterioro, pacientes que se encuentran realmente al borde de la muerte. Deseos de suicidarse, autodestrucción consciente o incosncientemente, ancianos diabéticos que comen todo aquello que los perjudica y en abundantes cantidades. Apetito y sed exagerados. Indicado, junto con Benzoic acid y Serum de Angille, en la insuficiencia renal asociada a complicaciones diabéticas.

   -Boricum acid: Debilidad, asociado a la menopausia o a problemas hormonales; diabetes que se inicia con el climaterio y se complica con falta de energía e inmunosupresión, con gran frialdad. La sensación de tener la vagina llena de hielo es un síntoma distintivo de este remedio en cualquier indicación.

   -Bryonia: Gran sed que lo lleva a orinar en la noche continuamente, lo cual lo agrava al tener que levantarse de estar dormido, poco apetito afecciones hepáticas severas. Debilidad, vértigo y sensación de piedra en el estómago. Muy indicado en diabéticos mayores muy rutinarios e intolerantes; agravación por los cambios y por toda clase de movimiento físico.

   -Carbolic acid: Con gran deterioro físico, parálisis y afecciones cardíacas, anorexia y deseo de estimulantes, ulceraciones y ardores (Ars.). Remedio de suma importancia para las neuropatía diabéticas cuando se manifiestan como dolores quemantes, repentinos e insoportables, pero que igual como aparecen, inusitadamente desaparecen.

   -Causticum: Tendencia a las parálisis, peor en climas secos. Mejor en clima húmedo y peor en tiempo seco y claro. La gran clave de Causticum en la diabetes es la vivencia de una injusticia, sea personal o circunstancial. Muy indicado en personas que se tornan diabéticas por la muerte de un hijo (Ignatia).

   -Chimaphila: Asociada a prostatitis, sobre todo de naturaleza aguda y repetitiva, y a orina fétida. Infecciones renales en diabéticos que se complican o tienden a la cronicidad.

   -China: Debilidad extrema. Diabetes después de graves pérdidas de fluidos, como diarreas muy crónicas o hemorragias de larga evolución. Intolerante y crítico. Periodicidad marcada de todos los síntomas. Sensible al frío y al tacto, así como a todos los estímulos de su entorno. El paciente diabético China se torna muy crítico e intolerante a la presencia de los demás, a los ruidos y los olores. No soporta a la gente.

   -Coca: Diabéticos hipocondríacos con impotencia sexual y deseo de soledad, agravación en zonas altas. Crisis diabéticas con ansiedad, insomnio, vértigo y zumbidos en los oídos; muy indicada en pacientes muy tímidos, apocados, que se ruborizan fácilmente y se sienten incómodos o fuera de lugar ante la presencia de más gente.

  -Codeinum: Diabetes que aparece a consecuencia de afecciones graves del páncreas, sobre todo después de pancreatitis. Temblores en todo el cuerpo, como si vibrara, sensación de un calor agradable en su interior. Este tipo de paciente, como Arsenicum o Angustura, tiene gran deseo de alimentos amargos.
 

 
  Häsler en México |  Anatomía de un medicamento |  Elaboración y origen |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones |  Productos |  Contacto |  Videoteca |  Domingo Cultural |  Asesoría Clientes |  Asesoría Farmacias
Boletín Homeopático |  Publicaciones |  Las 12 Sales de Schüssler |  Vitaminas Homeopáticas | 
 

 ©2010. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF