Boletín Homeopático


OCTUBRE 2014

Facetas ocultas de los grandes remedios Homeopáticos.
Por Gilberto Quintero Ramírez

  Los más importantes remedios de la personalidad, detrás de sus características más conocidas y de los rasgos que todos los homeópatas asumimos que son los más notables, presentan siempre atributos y cualidades peculiares, signos contradictorios y síntomas inesperados. Los cuales, cuando no se conocen y se presentan en la clínica, pueden hacer difícil el distinguirlos. A continuación se citan los más relevantes.

  Arsenicum álbum. Es la personalidad más avariciosa, amargada y envidiosa. Es más dictatorial y controlador que Lycopodium. Su esencia es la miseria en todos los sentidos, nada hay en su existencia que pueda considerarse como riqueza o plenitud, nada lo complace excepto la desgracia ajena que lo hace sonreír. Todo en él demuestra negatividad y pesimismo. Sin embargo, la gente Arsenicum como una forma de manipulación suele mostrarse muy dulce y complaciente, dulzura que puede llegar a ser más patente que la de remedios como Phosphorus o Pulsatilla.

  Calcarea carbonica. Es el más lento de todos los individuos y personalidades, sin embargo es muy capaz e inteligente. La gente Calcarea es tímida, apocada, friolenta y retraída. No obstante, es una de las personalidades con más determinación y resistencia, así como también puede llegar, en estados patológicos, a ser capaz de ser muy dañino, un verdadero psicópata inesperado.

  Ignatia. Personalidad femenina paradójica, histérica e inestable. También está indicada en penas agudas, para las personas que no pueden llorar o no pueden dejar de llorar. Lo que suele desconocerse es que Ignatia es tan intensa, reactiva, apasionada y combativa como Nux vomica. Asimismo, en estados sanos manifiesta una capacidad femenina de ser multicanal, multifacética y muy adaptable, de poder ser y hacer muchas cosas simultáneamente. Es tan sensible y creativa como Phosphorus pero tan inteligente y profunda, justiciera y ordenada como Silicea.

  Lachesis. Las clásicas mujeres Lachesis son ponzoñosas, traicioneras, predadoras, destructivas, llenas de odio y falsedad, de lengua viperina y con un ingenio extraordinario para herir con las palabras, manipuladoras y fatales. Sana, al contrario, es intensa, llena de ideales y deseos, muy independiente y fascinante. Es sociable, ingeniosa, carismática y, sobre todo, muy atractiva. Posee una vivacidad contagiosa y efusiva que impacta en todo lo que hace. Son carismáticas. Este es un medicamento que puede ayudar a trabajar con el lado oscuro femenino.

  Lycopodium. Este es el medicamento enmascarado por excelencia, su esencia es la falta de confianza que se compensa a través de una faceta de seguridad, éxito y gran capacidad, cuando en el fondo la clave es la impotencia a todos los niveles, impotencia afectiva, vital, mental, metabólica, exonerativa, respiratoria, etc. Es decir, Lycopodium en lo profundo “no puede”. Lo que pocos homeópatas conocen es que este remedio puede ayudar a los varones a asumirse en plenitud, a sanar la capacidad de entrega y la generosidad del alma hacia la presencia femenina.

  Natrum muriaticum. Se asume que este es el medicamento más rencoroso, resentido y asilado de la Materia Medica, que un individuo Natrum no puede llorar ni expresar sus emociones y sentimientos, así como se agrava por el consuelo y el afecto. Sin embargo, existen Natrum abiertos, afectuosos, líderes, sanadores y con gran capacidad de expresar sus emociones. Existen Natrum que no son rencorosos ni viven sumidos en la pena silenciosa, pues su verdadera esencia es la contención emocional.

  Nux vomica. Junto con Ignatia, es el medicamento más apasionado, reactivo, instintivo y combativo de la Materia Medica. Nux vomica es de mucha utilidad en los trastornos por toda clase de excesos, sobre todo de estímulos placenteros. Sin embargo, el sujeto Nux vomica no tiene estos trastornos aunque hace de la vida una sucesión de excesos. Asimismo, este sujeto, usualmente varón, tan amante de los retos y con la mayor seguridad y confianza en sí mismo de toda la Materia Medica, es también un idealista justiciero muy sentimental y con llanto muy fácil.

  Phosphorus. Es la personalidad, en relativo equilibrio, más afectuosa, compasiva, artística y gregaria de todas, la gente Phosphorus es empática y muy simpática, así como un tanto telepática pues son tan intuitivos y perceptivos que captan las emociones de los demás, haciéndolas propias. La esencial de Phosphorus, no obstante, es la falta de límites a todos los niveles, por ello mismo este sujeto que es un verdadero portador de luz, tal como su nombre lo indica, puede llegar a convertirse en un verdadero psicópata, en alguien incapaz de tener discriminación moral, pudiendo justificar, en sí mismo y en los demás, toda clase de aberraciones y perversiones.

  Pulsatilla. Su motor vital es la búsqueda de afecto, por ello se torna complaciente, coqueta y adaptable a todos los niveles. En estados de relativo equilibrio suele ser una personalidad, especialmente femenina, muy nutricia y positiva, con encanto natural y una gran capacidad de sustentar a los demás, de instarles confianza y alegría. Pero en estados de grave desequilibrio, puede ser tan malsana como Arsenicum llegando a ser capaz de lo que sea con tal de llamar la atención y obtener cariño. Todo esto teniendo como causa esencial la falta de afecto hacia sí misma.

  Sepia. Es el medicamento del estancamiento femenino por excelencia; las mujeres Sepia han caído en un depresión tan extrema que se olvidan de ellas. De manera característica, hay una total indiferencia hacia sus seres queridos y una pérdida de todo atractivo y carisma, tanto físico como emocional. Sin embargo, en estados de equilibrio, Sepia es la mujer más atractiva y carismática, así como la más conectada con las fuerzas de la Naturaleza, de las cuales es una vocera natural, una sanadora alquímica, independiente e intuitiva.

  Silicea. Se caracteriza por ser la personalidad más inteligente, eficaz, juiciosa y responsable de la Materia Medica. La gente Silicea es minuciosa y anticipada, pero muchas veces de una manera sana, buscando precisión y previsión. Asimismo, estos individuos son muy racionales, por lo cual suele faltarles contacto emocional, acusando una severa carencia de espontaneidad. Y aunque la gente Silicea es dócil, bastante tímida, aislada y muy respetuosa de los demás, cuando se topan con injusticias o circunstancias indignantes pueden mostrar un afán justiciero y una beligerancia intensa en pos del orden.

  Staphysagria. La gente Staphysagria convoca la calamidad y la tragedia, son las víctimas por excelencia pues tienen el poder de convertir a los demás en sus verdugos. A nivel profundo su esencia es la falta de responsabilidad vital. Estos pacientes se caracterizan por una total incapacidad para asumir las riendas de su vida, no se defienden ni hacen nada por su beneficio. Sin embargo, esta pasividad aparente y mansedumbre de carácter, pueden esconder una capacidad nefasta de destructividad violenta, impulsos dañinos y amoralidad completa.  

 
  Häsler en México |  Anatomía de un medicamento |  Elaboración y origen |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones |  Productos |  Contacto |  Videoteca |  Domingo Cultural |  Asesoría Clientes |  Asesoría Farmacias
Boletín Homeopático |  Publicaciones |  Las 12 Sales de Schüssler |  Vitaminas Homeopáticas | 
 

 ©2010. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF