Boletín Homeopático


ABRIL 2016

Tratamiento homeopático de la Hipotensión
Por Gilberto Quintero Ramírez

   La hipotensión es un síntoma que se presenta en un sinnúmero de cuadros, como, diabetes complicada, shocks, deshidratación, desmayos y afecciones del corazón, pero que por sí misma puede ser un importante motivo de consulta. La presión arterial baja, o hipotensión, ocurre cuando la presión arterial durante y después de cada latido cardíaco es mucho más baja de lo usual, lo cual significa que el corazón, el cerebro y otras partes del cuerpo no reciben suficiente sangre, con lo cual el aporte de oxígeno no es el suficiente, dando lugar a una disminución en la eficacia de las funciones.

   Psicosomática y emocionalmente, la hipotensión tiene que ver con evasión, huída o rechazo ante algo que no se desea enfrentar o se teme. En su libro “La enfermedad como camino”, Rudiger Dalkhe, cita: “El hipotenso, literalmente, se evade, por falta de ánimo y de valor. Se desentiende de todo desafío, y los que están a su alrededor le sostienen las piernas en alto, para que la sangre afluya a la cabeza, centro de poder, y él recupere el conocimiento y pueda asumir su responsabilidad. La sexualidad es uno de los temas que el hipotenso rehúye, pues la sexualidad depende en gran medida de la presión sanguínea”. Por ello en la mayoría de los medicamentos citados se expresan también dichas condiciones de evasión, rechazo y huída. Cabe mencionar que también este padecimiento puede ser detonado por diversos fármacos, como ansiolíticos, antidepresivos y algunos diuréticos, así como medicamentos cardíacos y analgésicos, sedantes o alcohol.

Entre los medicamentos más importantes se citan los siguientes:

   Acetanilidum. Cuadros muy severos de hipotensión, pacientes muy deteriorados, que pueden llegar al colapso, se desmayan con suma facilidad, tornándose cianóticos y sin reacción alguna. Edematosos, en afecciones cardíacas. Gran cansancio al hablar, con indiferencia a la vida.

   Ammonium carbonicum. En individuos obesos, con cansancio crónico y enfermedades debilitantes. En pacientes de todas las edades con conflictos con la figura paterna, muy útil en adolescentes femeninas que se desmayan fácilmente o presentan agotamiento crónico por decepciones con el padre.

   Amyl nitrosum. Hipotensión con dilatación arterial, que se agrava en tiempos de calor. El paciente también siente intensas oleadas de calor. Puede alternan con hipertensión.

   Apocynum. Con edema y sed insaciable. Siente ansiedad después de defecar como síntoma peculiar. Se desmaya al mover la cabeza, sobre todo al levantarla.

   Baryta muriatica. Gran remedio en pacientes que alternan hipertensión con cuadros de hipotensión. Así como Baryta carbonica es el gran remedio del retraso mental, Baryta muriatica es del retraso emocional: inmadurez afectiva y emocional de toda índole, con gran agotamiento.

   Cactus. Con opresión cardíaca, como de una mano de hierro. Muy sensible a todo tipo de dolor. Siente tensión en todo su cuerpo (como Arnica y Sulphur).

   Calcarea carbonica. Hipotensión asociada a hipotiroidismo. Personas muy lentas y friolentas, temerosas y ansiosas que se cansan rápidamente, peor por esfuerzos repentinos de cualquier tipo. Muy débiles, hipotensos, con sensación de desmayo con cualquier actividad física.

   Carbo vegetabilis. Uno de los medicamentos más importantes de la hipotensión, sobre todo cuando se acompaña de hipoglucemia y una severa debilidad, el paciente siente gran ansiedad sobre todo al cerrar los ojos y una necesidad imperiosa de aire, de ser abanicado o salir al aire libre. Este medicamento es de suma utilidad en pacientes muy enfermos quienes pueden estar al borde de la muerte.

   China. Con gran debilidad, intolerancia a la gente y a los ruidos. Sobre todo después de pérdida de líquidos o enfermedades debilitantes. Personas con poca vitalidad y muy sensibles a lo más denso de la condición humana, por lo que tienden a aislarse y retraerse.

   Coffeinum. Medicamento específico de la hipotensión; con sensación de latidos y que mejora vomitando. Puede llegar al colapso, se siente como si estuviera intoxicado. Muy útil en pacientes hipertensos, que caen en cuadros extremos de hipotensión por exceso de medicación. Debilidad del músculo cardíaco. Hipotensión crónica o sin causa, incluso asociada a cuadros de hipoglucemia.

   Ephedra vulgaris. Otro de los medicamentos más importantes y específicos (en el Repertorio Universal es el único con valor de 4) para este padecimiento: pacientes que toda su vida han presentado tendencia a la hipotensión, con fatiga y agotamiento por el mínimo esfuerzo o aún sin causa alguna. Pacientes muy sensibles, sobre todo mujeres, con miedo a la violencia sexual y extremadamente empáticas, al grado de llegar a sentir lo que los demás sienten (Phos.). Muy sensible a los perfumes.

   Ferrum metallicum. Individuos hipotensos y anémicos, con debilidad y falsa plétora: al mínimo esfuerzo se ruborizan. Muy reactivos, beligerantes y con una férrea determinación pero muy sensible a la frustración. Más que poder, Ferrrum desea lograr y alcanzar las metas que se ha propuesto, lo cual lo hace con firme voluntad e inquebrantable decisión, cuando fracasa se torna depresivo e hipotenso.

   Gelsemium. Con temblores, embotamiento, vértigo, dolor de cabeza occipital, falta de sed. Hipotensión asociada a tensión y preocupación, o a consecuencia de malas noticias. Uno de los principales remedios de esta afección por causas emocionales o psicosomáticas.

   Haliaetus leucocephalus. Sobre todo varones hipotensos que se han sentido descalificados a lo largo de toda su vida, con conflictos con la figura paterna o con todo tipo de autoridades.

   Natrum muriaticum. Otro de los grandes medicamentos homeopáticos de suma importancia en hipotensión a todas las edades; peor por el calor y especialmente por el sol y por la presencia de la gente. Inconscientemente Natrum utiliza su hipotensión, muchas veces asociada a hipoglucemia, para evadirse de su realidad dolorosa: apego al pasado doloroso, peor por toda forma de afecto y contacto humano. Negación de su condición emocional.

   Phosphoric acid. Con mucha debilidad, en diabéticos, con deseo de cosas frescas.

   Phosphorus. Con tristeza y apatía, deseo y mejoría por dulces o coca cola. Peor estando solo y mejor por compañía y después de una siesta.

   Rhus tox. Pacientes hipotensos que se mejoran de manera característica por el movimiento continuo, que se sienten atrapados en las constantes rutinas de la vida.

   Sepia. Mujeres con gran desconexión con su propia identidad femenina, con indiferencia a sus seres queridos y a su propia condición. Gran apatía por lo que tiene que hacer y por su propia imagen.

   Serum anguillae. Asociada a afecciones renales, sobre todo insuficiencia severa.

   Sulphur. Individuos calurosos, evasivos, aparentemente optimistas pero indiferentes a todo lo que les rodea. Individuos que niegan sus condiciones adversas y pesares a través de una constante y excesiva racionalización. No contacta con los demás. 

 
  Häsler en México |  Anatomía de un medicamento |  Elaboración y origen |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones |  Productos |  Contacto |  Videoteca |  Domingo Cultural |  Asesoría Clientes |  Boletín Homeopático
Asesoría para Apertura de Farmacias Nuevas |  Publicaciones |  Las 12 Sales de Schüssler |  Vitaminas Homeopáticas
 

 ©2010. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF