Boletín Homeopático


ABRIL 2016

Falta de sentido del deber y de disciplina.
Por Gilberto Quintero Ramírez

  En estos tiempos tan llenos de estímulos y carentes de límites, es muy común observar en consulta muchos problemas de conducta, aprendizaje y adaptación en niños y adolescentes. Algunos que pueden llegar a ser verdaderamente críticos y complejos y que, desgraciadamente, tienen su origen en problemáticas intra familiares, muchas de ellas por falta de formación, educación, contención o, incluso, amor. La Homeopatía no puede sustituir, de ninguna manera, estas carencias. Niños maleducados o sin límites, adolescentes taimados y manipuladores, jóvenes llenos de adicciones y sin disciplina, suelen ser el producto de una falta de presencia paterna, para comenzar, o conflictos entre los mismos padres, así como trastornos no resueltos por ellos y menoscabos severos en su propia formación. Sin embargo, ¿en estas situaciones puede la Homeopatía ayudar a compensar estas carencias e iniciar un proceso de sanación? Y la respuesta es totalmente afirmativa. Incluso en estas circunstancias que están fuera del ámbito psicodinámico propio de la Homeopatía, es posible lograr cambios positivos y cimentar sólidos impulsos de cambio real.

  Falta de sentido del deber. De acuerdo a las versiones más modernas del Repertorio este es un síntoma líder de Calcarea carbonica, pues es el remedio que posee el síntomas con mayor valor; les siguen en valor, y es compartido con Anacardium, Lachesis, Mercurius vivus, Natrum muriaticum, Silicea y Sulphur.
Calcarea carbonica es el medicamentos homeopático más notable bajo este rubro y expresa la misma polaridad que se observa en el síntoma “Autocompasión. Así, los individuos Calcarea carbonica a pesar de su lentitud inherente y sus limitaciones, suelen ser asertivos, propositivos y responsables, como Silicea, pero de una manera más práctica. Sin embargo, cuando la vida les es demasiado adversa, tienden a lanzar todo por la borda, a rendirse completamente y a renunciar a sus principios. Este medicamento es de utilidad, como Natrum mur y Silicea, en chicos de que de niños fueron muy responsables y disciplinados, obedientes ante las reglas y muy sensatos, pero después, a partir de la adolescencia, y por crisis familiares o personales, al sentir que no se integran en la sociedad, pueden volverse en extremo apáticos a sus responsabilidades y deberes.
Esta suerte de polaridad y extremismo no se ve en la historia de Arsenicum quien desde sus años más tempranos es proclive a pasar por alto las exigencias morales y sus deberes, los niños Arsenicum hacen trampa siempre que pueden (como Lycopodium) y de adultos sienten que no tienen otro deber sino protegerse y ver sólo por sí mismos. Este es un medicamento para niños que parecen tener una incapacidad natural para sentirse responsables, especialmente por otros.
Anacardium posee falta de sentido del deber debido a la fragmentación y posterior disolución de su personalidad, a la par de su inestabilidad y perversión ética y moral. Es una personalidad que surge de familias altamente disfuncionales, sobre todo cuando ha habido abusos de toda clase hacia su persona desde la más temprana niñez. Lachesis aniquila en su ser todo atisbo de responsabilidad debido a sus impulsos egocéntricos y la extrema susceptibilidad hacia los demás que se desarrollan a partir del bloqueo de sus emociones e impulsos. Muy útil en chicas rebeldes, manipuladoras y egoístas que fueron niñas correctas y afectuosas.
Mercurius es por excelencia el medicamento más asocial, anarquista y rebelde. Todo esto generado por su vivencia de estar excluido de todo ámbito y de ser un paria social. Esta sensación de separación completa de su entorno, muchas veces, tiene su origen en un verdadero abandono afectivo desde la infancia. Natrum muriaticum está indicado cuando el resentimiento y la depresión le hacen sentir la absoluta futilidad e ineficacia de todo esfuerzo ante la vida. Silicea, por otro lado, en estados de equilibrio, como se mencionó, es una de las personalidades más responsables y disciplinadas, con más sentido del deber, sin embargo por polaridad puede irse al otro extremo, aunado a una incapacidad intelectual progresiva y confusa. Esto puede verse en jóvenes muy responsables pero provenientes de familias muy pensantes y poco afectivas. Y asimismo, Sulphur está indicado en niños y adolescentes que desde edades muy tempranas parecen totalmente incapaces de asumir responsabilidades e inscribir en su persona el más mínimo sentido del deber, no por una predisposición al egoísmo, como en Arsenicum o Lycopodium, sino por una total indiferencia a todo lo que lo rodea.

  Falta de disciplina. Muy semejante al síntoma “Falta de sentido del deber”, este rubro, no obstante, refleja una actitud esencial y compartida por estos medicamentos hacia la vida y los demás: una negativa a ser constante y mesurado, a trabajar con orden y método en aras de un fin mayor. La falta de disciplina, en la mayoría de los casos, es por falta de límites y contención familiar y paterna. Más adelante en la vida, cuando los padres intentan poner pautas en la vida de los hijos, suele ser demasiado tarde. Los medicamentos más importantes, en este síntoma, son: Arsenicum album, Calcarea carbonica y Natrum muriaticum, y aunque no está citado en el Repertorio, podría agregarse también Lycopodium, el medicamento más importante en los niños mimados y demasiado consentidos. Así como Medorrhinum y Tuberculinum, quizá los más rebeldes a par que caóticos pero muy inteligentes.
En Arsenicum este síntoma se genera por sentirse que ya la vida misma lo ha castigado y limitado excesivamente, y en Calcarea carbonica aparece como una especie de respuesta a las restricciones de sus propias limitaciones físicas.
Natrum muriaticum es uno de los medicamentos más responsables y disciplinados, pero a diferencia de Silicea, no lo hace por una verdadera convicción esencial sino como una forma de obtener reconocimiento y valía, por ello ante la adversidad, puede flaquear y abandonar sus actitudes responsables y maduras. Lycopodium, por otro lado, desde edades muy tempranas es tramposo y evade el trabajo constante y disciplinado, en parte por su minusvalía pero también por su tendencia a los resultados fáciles e inmediatos por los excesivos mimos y facilidades que vivió en su niñez. Medorrhinum es, a la par de Calcarea phosphorica, Carcinosin y Phosphorus, el medicamento más curioso e indagador de la Materia Medica. Pero su curiosidad, en este caso, es desbordante hasta lo patológico, pues busca conocer los límites naturales de todo para infringirlos inmediatamente, lo mismo que realiza Tuberculinum, con igual genialidad e insaciabilidad vital pero con mucha más violencia y destructividad que Medorrhinum.
 

 
  Häsler en México |  Anatomía de un medicamento |  Elaboración y origen |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones |  Productos |  Contacto |  Videoteca |  Domingo Cultural |  Asesoría Clientes |  Asesoría Farmacias
Boletín Homeopático |  Publicaciones |  Las 12 Sales de Schüssler |  Vitaminas Homeopáticas | 
 

 ©2010. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF