Boletín Homeopático


ENERO 2017

Platina
Por el Dr. Gilberto Quintero Ramírez

  Los individuos Platina, especialmente mujeres, se caracterizan por ser los más arrogantes y despectivos de toda la Materia Medica, por poseer una sexualidad desbordante y muchas veces trasgresora en uno u otro sentido. Platina, asimismo, es uno de los medicamentos más depresivos, rasgo poco conocido en la actualidad. Sin embargo, la característica más importante y distintiva de este gran medicamento es lo grotesco: la gran mayoría de estos pacientes poseen rasgos grotescos de una u otra manera: ya sea en su forma de comportarse, en su forma de vestir, en sus gestos, en su perfil psicológico o incluso en su historia de vida. Este es el medicamento más arrogante de todos, posee una naturaleza altiva en su personalidad que supera a otros remedios homeopáticos, también arrogantes y despreciativos, como Lycopodium o Veratrum album, pues Platina es orgullosa y desdeñosa con semejantes, superiores e inferiores por igual.

  Platina, introducida por Hahnemann, está indicada en mujeres con historias de abuso o menosprecio afectivo, que posteriormente, como mecanismo de defensa y como una suerte de retorcida revancha, emplean su intensa sexualidad para obtener control y poder sobre los demás, especialmente de los varones. Pero en el fondo sufren de una gran depresión que las lleva a la auto destrucción, así como a graves bloqueos, sobre todo de naturaleza afectiva. Odio y resentimiento, muchas veces enmascarados en una aparente ambición que las mueve a ir en pos de sus metas, mundanas, sociales y financieras, empleando todos los medios posibles, Platina en el fondo, sufre de un vacío existencial cimentado en traumas que la vulneraron en lo más íntimo de su ser desde la más tierna infancia. Las mujeres Platina pueden tener su génesis en abusos reiterativos, muchas veces por parte de familiares o seres muy cercanos. Fueron jovencitas muy románticas, idealistas y con gran necesidad de afecto, como Pulsatilla, que se entregaron emocional, física y sexualmente a hombres que sólo las utilizaron, haciéndolas sentir sin valor alguno o totalmente despreciadas. Esta minusvalía compensatoriamente se proyecta, entonces, en las actitudes despectivas y humillantes mencionadas, pero con un perpetuo matiz de grotesca caricatura, resultando en la diva de gran fama que es adulada por pretendidos admiradores pero que tras bambalinas es objeto de burla y, sobre todo, motivo de perplejidad por su insólita conducta.

  Las mujeres Platina poseen un deseo sexual incontenible e inagotable, más sin embargo, padecen anorgasmia, alteraciones de su libido y son incapaces de conectar su sexualidad al plano emocional. Por ello mismo, poseen cargas de pavorosa agresividad y absoluta destructividad: Platina es la mujer fatal por antonomasia, llegando a ser capaz de trasgredir los limites más elementales de la condición humana; pudiendo seducir a los más cercanos y de utilizar sus encantos para obtener atención o degradar y aniquilar a otros. Los hombres Platina, por otra parte, pueden ser homosexuales o bisexuales, pero gravitando siempre en torno a relaciones sumamente complejas y tormentosas, con un alto de grado de destructividad, perversión y tragedia.
La altivez de Platina es en grado extremo, es soberbia y desdeñosa, y asume que nadie merece sus atenciones, sintiéndose superior a todos. Esta soberbia es tan exagerada que raya en lo ridículo, pues no reconoce autoridad alguna ni está dispuesta a tolerar que otros, sobre todo mujeres, brillen y sean más notables que ella. Su conducta está matizada siempre por una naturaleza grotesca que impregna todos sus actos y palabras, la cual puede ser sexual o no. Así, un individuo por más perverso que sea sexualmente y por arrogante y soberbio que se presente no será Platina si presenta congruencia en sus actos y coherencia en su persona. Platina siempre es bizarra, desequilibrada e incongruente.

  No obstante su naturaleza desmesurada y excedida, en el fondo padece de una profunda minusvalía, y está marcada por una sensación de vacío y una falta de confianza severa, pudiendo también cursar con severas depresiones que se agravan por el tiempo frío y nublado y en las cuales el paciente se niega obstinadamente a salir de su habitación o de su casa; aunque en otros casos pueden mejorar al aire libre. Estas depresiones pueden volverse crónicas o recurrentes. El aspecto depresivo de Platina es un síntoma a recuperar por su importancia, situándola a nivel de los grandes medicamentos homeopáticos de la depresión, como Natrum mur., Ignatia, Staphysagria, Sepia y Aurum metallicum. Hahnemann señala la importancia clínica de esta tristeza encubierta con disgusto, arrogancia, indiferencia e incluso locura. El “Complete Dynamics”, Complete Repertory, de Roger van Zandvoort –el Repertorio con más síntomas compilados– señala 103 rúbricas relacionadas con tristeza, entre las cuales destacan: el miedo a la muerte con tristeza, reza en voz alta durante la depresión, se queja durante la tristeza, tristeza que alterna con ternura, depresión en afecciones religiosas, así como la aversión a comer por tristeza. Esta naturaleza depresiva con profunda minusvalía es determinante, junto con la naturaleza metal del medicamento, en el ulterior desarrollo del cáncer, sobre todo de naturaleza ginecológica y de gran severidad.

  Estas mujeres pueden ser adictas a seducir todo tipo de individuos, sintiéndose más atraídas por el varón estable, recto y decente así como por cualquier persona que ame o sea amada por alguien más. Las mujeres Platina pueden llegar a convencerse a sí mismas de poseer conocimientos, autoridad, carisma o habilidades que las sitúan por encima de los “simples mortales”, no obstante, suelen ser frívolas, inconstantes y muy materialistas, todo les cansa y aburre, y perciben su entorno inconstante y cambiante, al no poder afianzarlo en su propia realidad.
Platina tiende a presentar alternancias entre síntomas físicos y mentales, así como estados mentales extremos y cambiantes. Es uno de los remedios más importantes en la bulimarexia, afección psicológica cada día más común en nuestro medio, pues en aras de una imagen perfecta que ha de llevarla a conseguir la admiración universal, llega a atentar contra su cuerpo. Son notables la constipación de los viajeros que cambian constantemente de alimentos, con heces adherentes; la gran sensibilidad del área genital, pudiendo llegar al orgasmo por el roce de la ropa pero también al dolor intolerable; presenta apetito feroz, y es patognomónico el hecho que, literalmente, ve los objetos y a las personas más pequeñas de lo que en realidad son, proyección de su propia arrogancia pero también de su sentimiento de indefensión y futilidad ante el universo. 

 
  Häsler en México |  Anatomía de un medicamento |  Elaboración y origen |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones |  Productos |  Contacto |  Videoteca |  Domingo Cultural |  Asesoría Clientes |  Boletín Homeopático
Asesoría para Apertura de Farmacias Nuevas |  Publicaciones |  Las 12 Sales de Schüssler |  Vitaminas Homeopáticas
 

 ©2010. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF