Boletín Homeopático


ABRIL 2017

Sentimiento de Inadecuación
Por el Dr. Gilberto Quintero Ramírez

  Además de su acción física, tanto aguda como crónica, la Homeopatía no sólo puede sanar multitud de aspectos y afecciones mentales, sino que además es capaz de estimular los rasgos, potencialidades y capacidades más peculiares e individuales de cada ser humano. Desde su naturaleza catalizadora, puede instar a la evolución personal, a la adaptabilidad personal y a la evolución vital. Pero de la misma manera, la acción de los medicamentos homeopáticos cuando están prescritos con un alto grado de semejanza profunda y esencial, son capaces de ayudar a los individuos a resignificar y replantearse sus propias pautas y estructuras de vida, adaptándose mejor a toda clase de circunstancias adversas, a pérdidas y frustraciones inherentes a la vida. Bajo este mismo tenor, la Homeopatía es capaz de ayudar a aquellos pacientes cuyas afecciones tienen como centro una muy mala auto valoración así como aquellos que transitan su existencia sintiéndose desgraciados, inadecuados, repulsivos o no merecedores de la felicidad y la plenitud de la vida. Así, a nivel psicológico, una de las situaciones más frecuentes en la clínica es el sentimiento de inadecuación: aquellos casos donde el paciente expresa sentirse incapaz o inadecuado, ya sea porque percibe que su aspecto físico no es el óptimo, porque siente que su extracción social es limitante o porque no es capaz de reconocer sus propias capacidades, intelecto y herramientas. En el presente boletín abordaremos los principales remedios para este sentimiento en general, que incluye medicamentos en casos de fealdad subjetiva, sentimiento de incapacidad general y no merecimiento.

  Aurum metallicum: la minusvalía más extrema, la autodestrucción y un sentimiento absoluto de abandono son las grandes características de esta personalidad. Aurum metallicum está completamente contraindicado en una persona optimista con gusto por la vida. Los sujetos que corresponden a este remedio se siente que no merecen nada bueno de la vida, por lo que se vuelven compulsivamente industriosos y desarrollan, consciente o inconscientemente, impulsos autodestructivos de toda índole, incluso llegando al grado de generarse terribles y letales enfermedades.
  Carcinosin: se caracteriza por el más extremo desequilibrio entre las esferas de su persona, no solamente a nivel mental sino también a nivel existencial. Son sujetos que, desde edades muy tempranas, pueden ser extraordinariamente hábiles en ciertas áreas de su vida mientras que en otras se ven completamente incapacitados. Muchos tienen antecedentes de abuso, descuido o abandono por parte de sus padres, desarrollando inusitadas capacidades mentales que bordean la genialidad. Sin embargo, a nivel íntimo se sienten completamente incongruentes, incapaces de integrarse al mundo que los rodea, con una vulnerabilidad afectiva y emocional muy severa.
  Germanicum (Germanium): individuos con extrema sensación de minusvalía e impresión de fracaso, así como una gran necesidad de protocolo y formalidad en sus vidas; personas que enmascaran sus verdaderas necesidades y su personalidad real (como Lycopodium), y que evitan enfrentar sus responsabilidades. Germanium vive una extrema sensación de incapacidad en su trabajo y en sus deberes. Se siente invadido, inútil y un total fracaso. No se puede adaptar. Siente que es un inepto o con sus capacidades bloqueadas. Siente que la vida no tiene sentido. Este es el medicamento con más valor en la sensación o imaginación de ser feo de acuerdo al Repertorio Universal de Roger van Zandvoort.
  Lac caninum: total falta de confianza en sí mismo, inseguridad absoluta en su propia persona. Este es el medicamento más importante cuando las personas se viven incapaces e insuficientes; su falta de confianza en directa y sin enmascarar revelando fobias y obsesiones ocasionadas muchas veces por traumas en la infancia. A un nivel más profundo este es un medicamento homeopático integrador: ayuda a los pacientes a identificarse y trabajar consigo mismos de una manera más coherente. Está muy indicado en aquellas personas que sienten que no tienen raíces firmes o que se perciben incapaces de “poner los pies sobre la tierra”.
  Lac maternum: es el medicamento por excelencia en toda clase de sentimientos de inadecuación que tienen sus raíces en conflictos con la figura materna. Vivencia de orfandad. Muy indicado en adolescentes con anorexia o bulimia, que se viven con la sensación de ser feos, repulsivos o carentes de atractivo. Este remedio trabaja, como el anterior, integrando al ser humano en sus aspectos más esenciales y profundos. Sana la capacidad de amar y recibir amor.
  Mandragora: este es un medicamento homeopático profundo y lleno de contradicciones; muy indicado en mujeres intuitivas y espirituales que suelen haber experimentado hechos muy fuertes e incluso violentos a lo largo de sus vidas: accidentes, emergencias, grandes crisis y conflictos vitales, enfermedades que han puesto en riesgo sus vidas. Por todo lo anterior, a pesar de ser capaces y perceptivas, se sienten inadecuadas e imcomprendidas. Anhela trascender, vivir la pureza de la existencia y ayudar a los demás.
  Menyanthes trifoliate: descontento con su entorno, sensación de que algo malo le sucederá con gran ansiedad en el corazón. Medicamento importante a tomar en cuenta en sensación de abandono y desamparo que tiende a somatizar, sobre todo con cefalea y afecciones cardíacas.
  Mercurius vivus: presenta una gran sensación de ser un paria, de exilio y enajenación: incapacidad de integrarse a los demás, a la sociedad y a lo que se considera humano. Muchos de estos individuos desarrollan una gran fascinación por la tecnología o se tornan destructivos como formas compensatorias de darle sentido a su existencia. Se sabe extraño, repulsivo ante los ojos de los demás.
  Natrum muriaticum: sensación de no merecimiento, culpa y apego al pasado doloroso. Quizá el medicamento más importante cuando la gente se siente inadecuada, carente de atractivo y valía, sobre todo cuando estos sentimientos se generan en penas y pérdidas acaecidas mucho tiempo atrás. Resentimiento que se enmascara bajo una máscara de responsabilidad y propiedad.
  Psorinum: minusvalía, abandono, culpa absoluta al grado de presentar deseo de morir o ser matado, abomina la vida y se siente miserable. Estados de gran represión existencial o medicamentosa. Falta de reacción absoluta. Repugnancia hacia sí mismo.
  Pulsatilla: gran inseguridad afectiva, indicada en personas que sienten que nunca son lo suficientemente atractivas, interesantes o merecedoras. De ahí, que Pulsatilla jamás se cansa ni se sacia de demostraciones afectivas ni atención. Inadecuación con fragilidad de la propia identidad, con adaptabilidad exagerada.
  Thuja occidentalis: sensación de fealdad que puede llegar a tornarse objetiva. Personas que invierten grandes recursos en embellecerse y transformarse pero sin lograrlo, desconfía de todos y genera desconfianza. 

 
  Häsler en México |  Anatomía de un medicamento |  Elaboración y origen |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones |  Productos |  Contacto |  Videoteca |  Domingo Cultural |  Asesoría Clientes |  Asesoría Farmacias
Boletín Homeopático |  Publicaciones |  Las 12 Sales de Schüssler |  Vitaminas Homeopáticas | 
 

 ©2010. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF