Boletín Homeopático


DICIEMBRE 2019

Natrum muriaticum y Staphysagria: Diagnóstico diferencial
Por Gilberto Quintero Ramírez

  Estos son probablemente los medicamentos con más represión y contención emocional de toda la Farmacodinamia, sin embargo en Natrum mur suele acompañarse de una actitud distante, dura e incluso amarga, mientras que en Staphysagria se muestra con una suerte de falsa dulzura, suavidad y resignación. Natrum tiende a ser muy responsable y eficiente, Staphysagria presenta actitudes totalmente opuestas: es irresponsable, ineficiente y caótica. La gente Natrum mur tiende a hacerse cargo de los demás y a madurar muy rápido en apariencia mientras que su contraparte es irresponsable de sí misma e inmadura en grado extremo.
  Estos son los medicamentos homeopáticos más emocionales y afectivos, tanto que muchos homeópatas los consideran los más importantes, a la par de Ignatia y de Phosphoric acid, en todas las circunstancias pesarosas y adversas de la vida, cubriendo todo tipo de trastornos emocionales. La contención emocional, la represión de la propia persona, el no merecimiento y el auto boicoteo son los temas comunes más importantes. Tanto Natrum mur como Staphysagria se contienen en todas sus esferas, evitan expresar no sólo sus sentimientos sino también sus deseos y las cualidades propias de su ser. Por ello estos dos remedios están incluidos, como se mencionó anteriormente, entre los que se enamoran de lo imposible. Quizá el punto clave radica en la tendencia a atraer la calamidad y la tragedia de Staphysagria. Natrum muriaticum a merced de su represión se llena de sufrimiento, perdiéndose muchas cosas de la vida, pero en apariencia lleva una vida estable y sin mayores dificultades. En cambio, Staphysagria suele estar llena de conflictos, crisis y problemas sucesivos en su vida. La digna sobriedad, la sensatez y aparente madurez son características propias de Natrum, mientras que Staphysagria no sólo carece de ellas sino que también tiende a quejarse de todo, ser imprudente, egoísta y actuar irreflexivamente.

  En algunos casos más severos, estas características pueden llegar a invertirse, pues los individuos Natrum muriaticum más enfermos y con mayor resentimiento, puede impregnar su existencia toda, de amargura y negatividad; mientras que la mayoría de las personas Staphysagria, a pesar de su sufrimiento, van por la vida enarbolando el estandarte de una dulzura y suavidad que suele desconcertar al homeópata en las primeras instancias. Esta falsa dulzura, cabe recordar, tiene como finalidad fundamental el no hacerse cargo de su propia existencia: la irresponsabilidad vital. En Natrum por otro lado, podemos ser testigos de una actitud opuesta: se hace responsable de tantas cosas y de tantas personas que se vive abrumado por el deber y superado completamente por las circunstancias. Otra diferencia esencial radica en la racionalidad y lógica con la que Natrum encara todo en su existencia, incluyendo el amor, sus deseos más íntimos y sus pasiones esenciales. Al contrario, Staphysagria peca de impulsividad y falta de observación; creyendo que ha analizado las circunstancias y sopesado los pros y contras, en realidad se deja llevar por impulsos ciegos y con fuertes cargas inconscientes las más de las veces. Esta misma diferencia deriva en el manejo de la responsabilidad, Staphysagria está catalogada como uno de los medicamentos con menos sentido de la responsabilidad, llegando a extremos como desentenderse de sus hijos o no atenderse en situaciones verdaderamente graves, posponiendo decisiones fundamentales y cargando a otros con tareas que no les corresponden; con todo ello asegura sus constantes dosis de adversidad y conflictos, problemas y pérdidas, que luego habrá de catalogar como fruto del destino y de su muy mala suerte. Natrum mur por otra parte, es por lo general, excesivamente responsables. Los típicos sujetos Natrum son los empleados usuales que, por su disciplina, responsabilidad y eficacia, son “premiados” con más trabajo y deberes, haciéndoles sentir que la empresa entera depende de ellos, pero sin compartirles las ganancias que su dedicación genera; lo cual, a la larga, contribuye a su sensación de traición y a las decepciones que acumula con rencor y odio.

  Ignatia, Natrum mur, Nux vomica, Platina y Staphysagria son los medicamentos con más valor bajo el rubro “Honor herido”, el cual tiene muy diferentes matices y modalidades en cada uno de dichos medicamentos. En Ignatia el honor es una cuestión muy personal y ligada especialmente a cuestiones íntimas y de pareja, así Ignatia puede vivir una ruptura afectiva como un tema de honor herido porque siente una gran afrenta al ser rechazada cuando se mostró en toda su esencia ante la persona que ella amaba. Natrum muriaticum suele vivir esta situación innumerables veces ya que su sentido del deber, responsabilidad y palabra no es igual al de los demás: así, la tendencia de la gente en general a trasgredir, ser corruptos, ventajosos y tramposos, suele ser tomada por este tipo de individuos como algo muy personal; como si las personas de su entorno al no seguir las mismas reglas que Natrum siguen, lo incordiarán y lo ofendieran de manera selectiva y personal. Nux vomica siente su honor herido especialmente cuando no es aceptado su liderazgo y autonomía, así toda contradicción o evasión por parte de los demás, sobre todo a quienes él ha brindado algún tipo de ayuda, será tomada como un tema de honor. Platina debido a su arrogancia extrema siente su honor mancillado ante cualquier gesto de desprecio o falta de pleitesía y atención. Y Staphysagria tiende a ver y percibir situaciones que no existen, o interpreta de manera muy personal situaciones y dinámicas que son meramente impersonales; todo esto de una manera semejante a lo que le sucede a Ignatia, pero en toda clase de relaciones. Por ello Staphysagria puede afirmar con obstinación que gente desconocida tiene sentimientos de odio o animadversión hacia ella, con lo cual puede llegar a cristalizar y hacer realidad tales situaciones.

  Por último, un tema común es la renuencia a curarse, a salir de su atolladero vital y la tendencia a vivirse como víctimas de sus propias circunstancias. Natrum mur, sin embargo, suele llevar a cabo estas dinámicas de manera más inconsciente, apegándose sobre todo a su pena y dolor mientras que Staphysagria tiende a hacerlo de una manera mucho más consciente y desde su voluntad. La proverbial dignidad de Natrum mur, así como su formalidad puede ser una pauta para distinguirlo de las actitudes infantiles o inmaduras de Staphysagria que muchas veces rayan en el patetismo. Mas sin embargo, en la práctica es precisa una observación continua y minuciosa para percibir estos rasgos diferenciales. 

 
  Häsler en México  |  Anatomía de un medicamento  |  Elaboración y origen  |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones  |  Productos  |  Contacto  |  Videoteca  |  Domingo Cultural  |  Asesoría Clientes  |  Boletín Homeopático
Asesoría para Apertura de Farmacias Nuevas | Publicaciones | Las 12 Sales de Schüssler | Tinturas Madres | Vitaminas Homeopáticas
 

 ©2020. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF