Boletín Homeopático


JUNIO 2019

Nitric acid
Por Gilberto Quintero Ramírez

  Nitric acid es uno de los individuos más vengativos y duros de corazón, un individuo avejentado y amargado capaz de sentir un odio imbatible hacia todos los que lo rodean; a este sujeto lleno de negatividad y ánimo sombrío nada lo conmueve y es imposible que perdone a aquellos que cree lo han ofendido, por ello, de acuerdo a ciertos autores, su esencia es ser un incordio viviente. La certeza de la venganza es uno de sus motores vitales durante toda su vida, lo cual puede hacer que lo confundamos fácilmente con Arsenicum, sin embargo, en otros casos, puede exhibir una compasión extrema hacia aquellos que sufren sobre todo de enfermedades terminales como cáncer, sida o padecimientos degenerativos, y aunque puede ofrecer ayuda material más que moral, lo que realmente le preocupa es su futuro, el cual ve proyectado en aquellos que están sufriendo de esa manera. Nitric acid no teme a la muerte, pero sí teme a la dependencia, a la minusvalía y al dolor, así el depender de los demás se le hace algo intolerable. A través de su peculiar compasión intenta expiar su angustia y prepararse para un futuro ineludible y en extremo aciago.

  Por otro lado, este sujeto llega a ser una de las personalidades homeopáticas más amargadas y pesimistas, muy semejante a Arsenicum album, pero mientras que Arsenicum es capaz de encontrar defectos en todo lo que le atañe, Nitric acid, yendo un poco más allá, es capaz de encontrar desperfectos y negatividad en lo que le atañe a los demás, contaminando y estropeando como pocos la felicidad, armonía y estabilidad de todos los que lo rodean. Esta personalidad infecta a quienes lo rodean, quienes al cabo de poco tiempo también se tornan críticos e intolerantes. Mientras Arsenicum encuentra basura e insectos en su plato de comida, Nitric acid lo hace en el plato de los demás. Desde edades muy tempranas su sexualidad se apaga o se torna disfuncional o pervertida, lo cual puede generar muchos trastornos en su vida íntima y con su pareja.
Una gran característica, muy distintiva, de Nitric acid es que es muy intolerante a la presencia humana, la gente le molesta, lo crispa y le agrava. Sin embargo, de una manera muy contradictoria y aparentemente paradójica, a lo largo de su vida, se las agencian para estar rodeados de personas, muchas veces desagradables para ellos. En gran medida esta tendencia inconsciente tiene la finalidad de sustentar su perpetuo descontento y malhumor sobre el cual sustentan su afán vengativo y destructivo. Este tipo de conductas contradictorias puede ser suficiente para su prescripción.

  Muchos Nitric acid son revanchistas y proclives a la venganza. Muchos pacientes no llegan a llevar a cabo de una manera expedita sus venganzas pero en el fondo de su corazón, de manera mucho peor que Natrum mur., mantienen un creciente rencor con extremo odio y rabia hacia aquellas personas que supuestamente los ofendieron, diseñando mentalmente los castigos más tortuosos y crueles para dichos adversarios. Bajo ninguna circunstancia, Nitric acid es capaz de perdonar. Y todo intento de acercamiento o súplica sólo tendrá como consecuencia que su odio y su ira se acrecienten aún más. En la tercera edad suelen verse mucho mayores de lo que realmente son por el gran deterioro vital que presentan. Su carácter intolerante e hipersensible, reactivo al grado de la mala intención y negatividad, contribuye a su degradación. Es muy grosero, malhablado, pesimista y nihilista. Especialmente al despertar por la mañana, el paciente es tan irritable que no se le puede hablar y la familia y todos los que lo rodean aprenden a evitarlo durante estas horas. La irritabilidad eventualmente empeora y él desarrolla un carácter malhumorado y sucio. Con frecuencia el paciente se enreda en pleitos largos y permanentes con sus vecinos o compañeros de trabajo. Esto es descrito en nuestros textos como “inamovible por disculpas” y puede llegar a etapas donde rehúsa hablar con miembros de su familia u otras personas durante años. El paciente es sumamente egoísta y siente que los demás son motivados de la misma manera que él. Esto le da al paciente una actitud nihilista y pesimista hacia la vida. Así en otros momentos él podrá mostrar gran tendencia y simpatía por los sufrimientos de los desamparados. Otra característica de lo más prominente del paciente Nitric Acid es la exagerada ansiedad por su salud. Nitric Acid es uno de los sujetos más hipocondríacos. El paciente teme especialmente a las enfermedades fatales como el cáncer o el Sida, con frecuencia fuera de proporción a su estado de salud, edad o historia familiar. Cuando un caso envuelve la combinación hipocondriaca y fuerte temor a la muerte, nosotros siempre debemos considerar éste remedio. Aún cuando el doctor diga que una lesión particular no es de cuidado, el paciente no quedará convencido pues tiene la firme creencia que tiene una condición seria y el doctor ha menospreciado la situación. Su actitud fatalista lo puede llevar aún a alcanzar impulsos suicidas. Viendo que es vengativo por naturaleza y además tiene una gran ansiedad por su salud, nos es fácil entender que él hará de su vida física, emocional y espiritual una verdadera miseria.
Roger Morrison señala que el paciente Nitric Acid mencionará que no solo su problema no mejora y que el remedio solo lo ha hecho sentir peor. Ningún paciente acusará a su terapeuta con tal intensidad y agresividad. Aún habiéndole dado el remedio correcto, el paciente es muy reacio a admitir el mínimo resultado positivo y sin embargo el homeópata deberá ser muy cauteloso acerca de cambiar la prescripción. Una vez que el remedio haya tenido algún efecto, el paciente estará obsesionado con antidotarlo y estropear su proceso curativo por lo que podrá llamar al doctor constantemente.

  Indicado en toda clase de enfermedades malignas, degenerativas y con un alto grado de destructividad, como en el caso del cáncer y otras afecciones muy destructivas. Presenta úlceras varicosas y de todo tipo, con una circulación muy dañada y alterada, sobre todo en varones sujetos, muy calurosos y reactivos. De manera muy característica, sus padecimientos se acompañan de dolores muy ardientes y con la sensación de espinas o astillas en la parte afectada. Además de todo lo anterior, sus lesiones tienden a ser supurantes y muy fétidas 

 
  Häsler en México  |  Anatomía de un medicamento  |  Elaboración y origen  |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones  |  Productos  |  Contacto  |  Videoteca  |  Domingo Cultural  |  Asesoría Clientes  |  Boletín Homeopático
Asesoría para Apertura de Farmacias Nuevas | Publicaciones | Las 12 Sales de Schüssler | Tinturas Madres | Vitaminas Homeopáticas
 

 ©2019. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF