Boletín Homeopático


JULIO 2021

Dolores del nervio ciático
Por Gilberto Quintero Ramírez

  Esta afección suele ser bastante complicada de tratar, sobre todo cuando se torna crónica y recurrente. Dado que tiene un fuerte componente físico, los tratamientos mecánicos, como la osteopatía y la terapia física, suelen ser buenos coadyuvantes. Al igual que otros trastornos, como las parálisis faciales y la fibromialgia, la homeopatía es extraordinariamente eficaz pero sólo en aquellos casos donde la semejanza es de muy alta calidad, casi impecable. Por los mismo se exponen a continuación los principales medicamentos, incluyendo algunos que no suelen ser tomados en cuenta comúnmente.

   Ammonium muriaticum: Severo dolor que dura por mucho tiempo. Las más las veces del lado izquierdo. Los tendones de todo el miembro inferior izquierdo se sienten muy cortos y adoloridos, sensibles, obligando al paciente a inclinarse mientras camina o se mueve. El dolor se agrava estando sentado, mejor mientras camina y estando acostado. Pacientes usualmente obesos.
   Bryonia alba: Casos verdaderamente dolorosos de afección del nervio ciático, sobre todo del lado derecho y con extrema agravación por el mínimo movimiento. El paciente mejora notablemente por la presión muy fuerte, a veces exagerada. Pacientes irritables, reacios al contacto humano y con sed extrema después de los dolores.
   Calcarea carbonica: Dolor en el nervio ciático que se agrava por trabajar en el agua o en lugares húmedos y fríos, como refrigeradores. El dolor se agrava si por algo deja las piernas colgando, tiene que elevar las rodillas constantemente.
   Calendula: De gran utilidad, junto con Ruta graveolens, en casos donde las modalidades de Bryonia y las de Rhus tox parecen combinarse, fusionarse o alternarse.
   Colocynthis: El dolor corre desde la cadera o el centro de la nalga, cruzando la parte posterior del muslo hasta el hueco poplíteo; el dolor es agudo y tironeante. El paciente debe de mantenerse completamente quieto pues el menor movimiento lo agrava. El dolor de la ciática lo obliga a doblarse en dos y puede ser detonado por enojos e indignación.
   Dioscorea: Ciática de lateralidad derecha; con dolores rasgantes, tironeantes en la cadera derecha que se extienden a todo el muslo. Peor por todo tipo de movimiento, por caminar y al incorporarse. Mejora por estar acostado totalmente quieto y por pararse en la punta de los dedos del pie, lo cual es un síntoma muy característico.
   Euphorbium: Dolores rasgantes con sensación de picor, peor por el movimiento.
   Gnaphalium: El dolor desciende de la cadera de donde comienza, para llegar hasta la parte posterior de los pies, la pierna se siente acalambrada y el paciente tiene que incorporarse. Peor por el frío y la humedad. El dolor puede acompañarse o alternarse de adormecimiento. Este es uno de los principales remedios de la ciática.
   Hypericum: Muy importante en casos donde la ciática aparece después de traumatismos o golpes severos en el coxis, como en el caso de Natrum sulphuricum. Peor del lado derecho, la pierna afectada esta adormecida y fría, peor mientras permanece sentado. Gran sensibilidad en la columna.
Indigo: Dolor muy violento que parte del centro del muslo derecho hacia la rodilla y que se acompaña de gran rigidez de la pierna. Peor si está en reposo o descansando, por estar sentado mucho tiempo; mejor por caminar.
   Kali phosphoricum: Casi un específico en todo tipo de neuralgias cuando el paciente siente el dolor sobre todo en las plantas de los pies; indicado en dolores ciáticos en pacientes altamente nerviosos, tensos y agotados por causas emocionales. Ciática que aparece por estrés.
   Magnesia phosphorica: Dolor del nervio ciático que corre por todo el trayecto de dicho nervio, con dolores que aparecen brusca y violentamente, como relámpagos, cambian rápidamente de lugar. Paroxismos de dolor que lo sobresaltan y hacen gritar. Puede haber dolor calambroideo. La clave de este medicamento es la mejoría peculiar por la combinación conjunta de presión y calor a lo largo de todo el recorrido del nervio ciático. Se agrava sobre todo por el frío y el movimiento, corrientes de aire y destaparse. Mejoría también por la fricción.
   Palladium: De lateralidad izquierda. Dolores repentinos, relampagueantes que van de los dedos de los pies hasta la nalga o el muslo, o en sentido inverso de los trocánteres del fémur hasta el hueco poplíteo. El paciente no puede mantenerse acostado por nada, tiene que levantarse. Suele ser personas a quienes gusta mucho llamar la atención.
   Plumbum metallicum: Indicado en pacientes con dolores del nervio ciático muy crónicos que se acompañan de atrofia muscular. Muy indicado en pacientes que han abusado de grasa y comida pesada, usualmente son obesos y tienen cifras muy elevadas de colesterol y triglicéridos.
   Rhododendron: El dolor de este medicamento tiene la peculiaridad de sentirse como si se hubiera luxado tanto la articulación de la cadera como las rodillas. Sensación de frialdad en la piel sobre la piel afectada; peor por el descanso y por el clima húmedo, lluvioso o tormentoso.
   Rhus toxicodendron: De utilidad sobre todo cuando las modalidades del medicamento están minuciosamente presentes: el paciente se agrava si se queda en reposo o en la misma posición por largo rato, se agrava aún más al comenzar a moverse, pero el movimiento suave y continuado le trae mejoría notable. Peor por frío y humedad.
   Staphysagria: Los dolores obligan al enfermo a levantarse temprano. A menudo relacionado con excesos sexuales o a partir de humillaciones o indignación. Dolores glúteos que se irradian a cadera y parte baja de espalda. Peor por el movimiento y el contacto.
   Sulphur: Ciática acompañada de dolores reumáticos con rigidez de la región lumbar, acompañados de claudicación súbita al intentar moverse. Dolores contusos agravados al levantarse del asiento, le cuesta enderezarse, mejora por caminar, duerme de noche de espaldas. Ciática con dolores tironeantes, penetrantes sobre todo de pierna izquierda.
   Stillingia: Dolores que se sienten como en el hueso, muy violentos, van de la cadera a la parte media del muslo, y de ahí hasta la punta de los dedos de los pies.
   Tellurium: Medicamento de dolor de ciática del lado derecho; el dolor va de la región del sacro hasta la parte posterior de los muslos y la región glútea, con gran sensibilidad de la columna vertebral. Peor por el menor ejercicio, por reírse, por toser, por acostarse sobre el lado adolorido.
   Viscum album: Casos muy serios y crónicos; dolores pulsantes, desgarrantes y crónicos, en ambas extremidades, sobre todo en la región de las nalgas y muslos, sensación como si los músculos estuvieran torcidos con pinzas ardientes. Las piernas se sienten muy pesadas como si fueran de plomo. Peor por el tacto, por el movimiento más leve, con mejoría relativa por el reposo. 

 
  Häsler en México  |  Anatomía de un medicamento  |  Elaboración y origen  |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones  |  Productos  |  Contacto  |  Videoteca  |  Domingo Cultural  |  Asesoría Clientes  |  Boletín Homeopático
Asesoría para Apertura de Farmacias Nuevas | Publicaciones | Las 12 Sales de Schüssler | Tinturas Madres | Vitaminas Homeopáticas
 

 ©2021. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF

Cerrar X