Boletín Homeopático


ABRIL 2021

Zincum metallicum
Por Gilberto Quintero Ramírez

  La esencia de este medicamento a nivel de personalidad es el movimiento perpetuo: tanto físico, emocional, mental y socialmente. Los sujetos que corresponden a este remedio son extremadamente inquietos, pero también con algún grado de deficiencia o limitación intelectual, la cual a veces se enmascara tras la actividad desbordante y los problemas de relación de estos pacientes, sobre todo en la primera infancia. El niño Zincum es una especie de Baryta carbonica hiperactiva, con rasgos de intensidad y beligerancia. Es famoso por su inquietud, sobre todo en los pies, pero esta inquietud puede ser general muchas veces y estar acompañada de insatisfacción mental, agresividad e impulsividad. De manera clásica los niños Zincum no suelen tener un buen desenvolvimiento escolar, sus padres y maestros suelen asociar esto a su tremenda inquietud que los vuelve distraídos y sin concentración. Pero en realidad Zincum padece de un sutil retraso mental o al menos de una cierta limitación intelectual, la cual la mayoría de las veces no es patente y queda escondida debajo de la inquietud o de la hiperactividad. Otras de las claves patognomónicas es que la inquietud es ascendente y lo lleva a no poder estar en paz ni un minuto, se tiene que estar moviendo. Y lo que este paciente percibe es una sensación de ansiedad que lo insta al movimiento físico, pero esta sensación es ascendente, comienza en los pies o las extremidades, pasa al tronco y de ahí a la cabeza y extremidades superiores. Cuando esta sensación invade todo su cuerpo, el paciente se ve en la necesidad de seguir sus impulsos, que muchas veces son absurdos o contradictorios. Así, el adolescente o niño Zincum es el típico niño incordiante y molesto que tiene que estar fastidiando e incomodando a otros niños, es el chico que se deja llevar por sus ideas y termina haciendo travesuras a veces trasgresoras o dañinas, pudiendo lastimar a otros, esconder objetos o reírse sin sentido. El adulto es inestable, reactivo y poco sociable.

  Zincum es uno de los remedios más indicados en toda clase de supresiones, incluso las mentales y emocionales. Así mismo es muy importante en el tratamiento de toda clase de alergias. El paciente de este remedio se caracteriza por un constante impulso a fastidiar a los que le rodean, son enfermos que jamás pueden estar totalmente quietos, ni siquiera dormidos. Desde bebés se distinguen por un movimiento perpetuo, sea muy leve y casi imperceptible hasta severo como corea o mal de Parkinson, como el que observamos en Gelsemium, Mercurius o Causticum. Gente que siente que le tiemblan los pies, aunque esto no sea algo objetivo puede también ser indicativo.

  Zincum es, junto con Tuberculinum, Calcarea phosphorica y Causticum, uno de los remedios con más insatisfacción. La diferencia en Zincum es que está insatisfacción es difusa e indefinida, manifestándose las más de las veces en la forma de aburrimiento, intolerancia, hiperreactividad y afán de molestar a otros. La intolerancia puede manifestarse incluso físicamente y va muy ligada al plano emocional y mental. De la misma manera, este enfermo ante situaciones de estrés suele desarrollar todo tipo de alergias, tanto alimenticias, respiratorias, como en la piel y es cuando puede también aparecer la muy peculiar inquietud ascendente: siente que la desesperación sube y se tiene que mover, va acumulando tensión y desarrolla un impulso inevitable de acción y movimiento. Otra de las formas de exonerar esta tensión acumulada es destruyendo cosas como una forma de manifestar y liberar esta energía acumulada, este paciente no es malvado ni destructivo necesariamente, pero su intelecto tampoco está muy desarrollado por lo que le cuesta trabajo poner límite a sus impulsos o controlarlos. Estos pacientes son muy intensos, desbordantes y bastante paradójicos, sin embargo, a Zincum le falta la chispa mental de Ignatia y rara vez se observarán las crisis emocionales características de esta. A medida que crecen y si su insatisfacción es suprimida de alguna manera, a través de castigo o actividades completamente ajenas a su naturaleza, pueden volverse inquietos e intolerantes pero ya a un nivel social. El adolescente Zincum suele tener problemas de inadaptación social. Difícilmente se relacionan de manera profunda y, como Causticum, suelen ser capaces de pasar su insatisfacción a otros. Aunque difícilmente, puede llegar a convertirse en criminal, el típico joven Zincum nunca podrá integrarse abiertamente a la sociedad: son jóvenes que tienden a desarrollar actividades vandálicas tanto en grupo como de manera solitaria. Esta actitud puede estar detonada por la simple presencia de otras personas, tiene ira por escuchar la conversación de otras personas. Grandgeorge cita que está indicado en aquellas personas, sobre todo jóvenes, que tienen una figura paterna autoritaria y dominante, y que después la proyectan en toda clase de figuras de autoridad a las que temen pero que pueden llegar a retar. Niños y adolescentes que sienten que su padre ejerce sobre ellos tal autoridad que les genera una gran presión (Scholten).

  En casos más extremos la ansiedad y la inquietud de este remedio pueden conducir al desarrollo de rasgos autodestructivos. El paciente se vuelve taciturno, no habla y tiende a aislarse. Desarrolla temores repentinos, sobre todo de caerse (lo cual puede acompañarse de vértigo incluso). En esta fase hay una gran prisa, del tipo de Tarentula o Argentum nitricum, y puede sentir asimismo impulsos incontrolables de gritar. Cabe mencionar que este es un medicamento de suma importancia en cuadros de postración mental por estudio prolongado, como Phosphoric acid.

  Todo tipo de afecciones patológicas que se acompañen de la proverbial inquietud típica pueden conducir a su prescripción, sobre todo si además hay una patente mejoría por toda clase de secreciones o si se sospecha de antecedentes de supresión de cualquier clase de descargas. Nash menciona que los dolores del pecho mejoran por expectorar, los dolores y afecciones de la vejiga, orinando; y las pacientes de Zincum mejoran a nivel general cuando se presenta su menstruación. Los trastornos de todo tipo por la supresión de sudores, especialmente de los pies, son muy característicos, y pueden desembocar incluso en enfermedades neurológicas como convulsiones, corea, mal de Parkinson y otras. El vértigo con aura como una sensación de tironeo hacia dentro en la raíz de la nariz o en los ojos es muy peculiar, así como la aparición de candidiasis, retinopatías en diabéticos y alcoholismo crónico. 

 
  Häsler en México  |  Anatomía de un medicamento  |  Elaboración y origen  |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones  |  Productos  |  Contacto  |  Videoteca  |  Domingo Cultural  |  Asesoría Clientes  |  Boletín Homeopático
Asesoría para Apertura de Farmacias Nuevas | Publicaciones | Las 12 Sales de Schüssler | Tinturas Madres | Vitaminas Homeopáticas
 

 ©2021. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF

Cerrar X