Boletín Homeopático


NOVIEMBRE 2019

Lycopodium y Nux vomica: Diagnóstico diferencial
Por Gilberto Quintero Ramírez

  No hay otro par de medicamentos homeopáticos que susciten tanta confusión y dificultad para distinguirlos que el proverbial dúo de Nux vomica y Lycopodium. Ambos son ambiciosos, intensos y coléricos, muy reactivos y controladores. Gustan del poder y no toleran la contradicción, son industriosos y competitivos, además de grandes seductores. La ambición de Lycopodium es más mental y compensatoria que la de Nux, que es más visceral, instintiva y desmesurada. Ambos son líderes por excelencia. Muchos sujetos Lycopodium en aras de tener bajo su mando a mucha gente, no disfrutan de lo obtenido. Nux vomica en cambio busca ser líder para realizar todo lo que quiere hacer en el entorno, tanto social como humano, disfruta mucho el mover a los demás y que los demás reconozcan su liderazgo y capacidad, pero aún más disfruta los bienes y placeres que su dirigencia y guía le reportan. Así, Nux vomica es un líder nato, mucho más espontáneo, visceral y adrenalínico que Lycopodium que ejerce su potestad desde la estrategia y la anticipación minuciosa y planeada. Nux lejos de ser un líder verdaderamente interesado en sus partidarios y adeptos, busca las más de las veces su beneficio; sin embargo posee tal carisma y encanto que suele ser aclamado por los demás a pesar de sus defectos. La seguridad que exhibe así como su optimismo desbordante e intensidad con la que se relaciona con todos, lo hacen ver como el líder ideal, como un defensor de los oprimidos y el vocero ideal de las necesidades de los demás. Lycopodium, por otra, parte suele ser lo menos que un líder aclamado y querido por sus subalternos pues siempre se mostrará frío, duro y distante, generando más miedo que admiración. Como líder o guía, Lycopodium no intimará con los demás, manteniéndose a resguardo física y emocionalmente siempre. Asimismo, utilizará cualquier medio disponible para afincarse en el poder obtenido. Es un líder auto impuesto intolerante dictatorial, un líder enigmático e incluso cruel.

  Si bien ambos remedios son opuestos en lo que se refiere a la confianza, las apariencias pueden llegar a confundir, pues es bien sabido que Lycopodium, como ninguna otra personalidad, puede llegar a subrayar una seguridad que no tiene; asimismo, también Nux vomica es tan trasparente y directo que puede, por otro lado comentar abiertamente sus errores y derrotas. Nux vomica no tiene la necesidad de hacer ver su seguridad a los demás y aunque ésta no es permanente ni sus éxitos están garantizados tiende a actuar como si así lo fuera. Lycopodium le teme a muchas cosas, compartiendo muchos de esos temores con Nux vomica, entre ellos el temor al fracaso. Pero por lo general Nux vomica desarrolla este miedo en etapas tardías y deterioradas de su vida, mientas que Lycopodium lo exhibe desde su más temprana niñez, siendo uno de sus motores vitales. Por ello, los sujetos Lycopodium se “aseguran de no fracasar”, ya sea obteniendo lo que se proponen por todos los medios posibles y de la manera más sigilosa, o encubriendo y minimizando sus derrotas y disfrazándolas de triunfos. Nux vomica, por otra parte, suele ser una personalidad a quien las adversidades y las derrotas lo espolean a seguir adelante. Nux posee una capacidad de resiliencia muy elevada y poco vista en otros remedios homeopáticos, lo que lo hace capaz de convertir la desgracia en una ventaja, siendo capaz de recuperarse de traumas y pérdidas que a otros individuos les afectarían profundamente. Nux es de los más competitivos de la Materia Medica, gusta de contender por lo que desea y pelear incluso para afianzar su supremacía. Lycopodium, por el contrario, evita pelear de manera directa y se asegura de tener ventaja ante el reto y la competencia.

  Ambos remedios poseen un sentido del humor acre y muchas veces teñido de sarcasmo, ironía y descalificación por los demás. Nux suele aplicar este sentido del humor sobre su propia persona, lo cual jamás hará un individuo Lycopodium que prefiere reírse a costa de sus subalternos, de los débiles o los ausentes. El sentido del humor de humor de Nux vomica es menos refinado e inteligente que el de Lycopodium, pero está compensado por un ingenio y una agudeza proverbiales. Nux puede incluso oscilar entre un humor burlón, grosero y escatológico, a otro totalmente infantil e ingenuo. El humor de Lycopodium es más agresivo que grosero y más descalificante que impropio.

  Ambas personalidades se caracterizan por ser mentirosas y parciales. Expresan sus opiniones cual si fueran verdades absolutas y pueden ocultar información cuando lo juzgan conveniente. Sin embargo, Nux miente de una forma más directa y simple, como defensa inmediata y sin pensarlo mucho. En cambio Lycopodium más que mentiroso se considera engañoso pues miente y oculta información con finalidades muy precisas. A nivel de sociabilidad, ambos sujetos suelen estar interactuando continuamente con mucha gente, aparentando ser sociables y con una gran habilidad para manejarse entre las sutilezas de las jerarquías humanas. Sin embargo una gran diferencia estriba en que las relaciones sociales, mientras para Nux vomica son una fuente de verdadero placer, llegando incluso a desarrollar un cierto gusto por las aglomeraciones y multitudes, pues la gente lo estimula y aún cuando lo irrita. Lycopodium, al contrario, puede aparentar gran soltura en su relación con los grupos y los diferentes tipos de personas con las que tiene que interacciones, pero en realidad todas las dinámicas humanas lo agotan y lo irritan pues tiene aversión a la compañía pero con un gran temor a estar solo. Asimismo, están considerados los más mujeriegos. Nux vomica es en realidad un conquistador mientras que Lycopodium es un gran seductor, lo que marca una de las diferencias fundamentales y más sutiles entre ambos remedios a nivel de personalidad. Para Nux las mujeres son un reto, una tentación y una fuente de placer; las más distantes e indiferentes, serán las que más le atraigan; para Nux la conquista es, en sí misma, tan placentera como la misma relación de pareja. Lycopodium, en cambio, suele depositar en las mujeres muchos aspectos compensatorios de su psique tan llena de carencias: el proceso de seducción puede ser también motivo de tensión y agobio, tendiendo a relaciones complejas. A Lycopodium le suelen fascinar las mujeres atractivas pero a la vez inteligentes, asertivas e independientes. 

 
  Häsler en México  |  Anatomía de un medicamento  |  Elaboración y origen  |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones  |  Productos  |  Contacto  |  Videoteca  |  Domingo Cultural  |  Asesoría Clientes  |  Boletín Homeopático
Asesoría para Apertura de Farmacias Nuevas | Publicaciones | Las 12 Sales de Schüssler | Tinturas Madres | Vitaminas Homeopáticas
 

 ©2019. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF