Boletín Homeopático


FEBRER0 2008

Sentimiento de Abandono
Por el Dr. Gilberto Quintero Ramírez

Los síntomas únicos se marcan con un asterisco*.

   El sentimiento de Abandono (Forsaken, feeling of) es uno de los rubros más importantes del Repertorio. Semiológicamente este relacionado con el deseo de compañía, contacto y afecto, con la falta de confianza y especialmente con el síntoma desvalido; se aplica a aquellas personas que se perciben aisladas o separadas, que sienten que nadie los quiere o que no los toman en cuenta. Es una de manifestaciones clínicas más inmediatas de la falta de autoestima y de la incapacidad de integrarse. Entre sus subrubros más notables destacan la sensación de no ser amado por sus padres, esposa, amigos (beloved by his parents, wife, friends; feeling of not being), lo que constituye el abandono señalado; y la sensación de aislamiento (isolation; sensation of), que se refiere a la percepción de sí mismo separado o desconectado del entorno y de los demás.
   Los medicamentos descritos han sido extraídos del Repertorio Synthesis 9.1, cuyo rubro contiene muchos más medicamentos que los repertorios clásicos en castellano.

Aid Nosode: Indicado en personas que se han sentido desconectadas de los demás toda su vida, que se sienten muy sensibles y frágiles ante todos los estímulos y situaciones. Una de las claves de este remedio es la dualidad, un conflicto entre un impulso de amor exaltado hacia la humanidad y la sensación de ser frágil y vulnerable.
Anacardium: Más que sentirse abandonado, se siente aislado, separado, desconectado del mundo entero. Lo cual es una proyección de su propia disensión interior, falta de confianza, irresolución, no se siente amado. Sensación de no pertenecer a su familia, grupo o país.
Argentum nitricum: Peor al despertar; lleno de pensamientos obsesivos. Siente que vive en un mundo diferente al de todos los demás. A pesar de ser una persona cálida, amistosa, empática e ingeniosa, suele referir que no se siente conectado con los demás. Siente que no lo entienden.
Arsenicum: Más que sentirse solo este individuo se sabe solo. Se aísla de los demás por propia voluntad, motivado por un arraigado y profundo rencor a la vida. Resentido y lleno de odio, percibe lo mismo de los demás hacia su persona.
Aurum metallicum: Uno de los medicamentos con más abandono de todos. Gran sentimiento de culpa y minusvalía, de no merecimiento y afán autodestructivo. No sólo siente que no lo aman, sino que no merece ser amado, ni por sus padres ni por Dios. Depresión perpetua y maligna. Personas demasiado serias, industriosas y con gran sentido de la responsabilidad.
Baryta carbonica: Peor al atardecer. Consciente de sus limitaciones intelectuales y afectivas se siente en desventaja en un mundo de gente más capaz. Timidez, falta de confianza e indecisión.
Calcarea carbonica: Por su lentitud esencial, siente que el mundo le es ajeno, pues lo percibe acelerado y hostil. Así, estas personas desde muy pequeñas aprenden a valerse por si mismos tanto física como emocionalmente, dando por sentado que no pueden contar con los demás.
Carcinosin: Peor de mañana. Siente el mundo demasiado agresivo. Nadie le puede brindar el afecto que él necesita, que lo nutre (además de su madre). El abandono de este remedio se caracteriza por un desequilibrio de fondo entre las esferas mentales, entre afecto e intelecto.
Chamomilla: Por su naturaleza demandante e inconsolable. Indicado en niños pequeños que se sienten insatisfechos y son caprichosos y volubles. Gran irritabilidad e inquietud.
Chocolate: En personas que no sólo se sienten aisladas sino que además no logran contactar con su carisma personal, pasan desapercibidas o son intrascendentes, les cuesta divertirse e integrarse con los demás. Se sienten feas o no brillan. Trasfondo de falta de afecto. Inquietud.
Cyclamen: Muy semejante, en cuanto a sintomatología física y mental, a Pulsatilla. Chicas muy dependientes y de ánimo distante, deseosas de recibir atención.
Dulcamara: Una de las motivaciones fundamentales de esta fuerte personalidad femenina es el deseo de controlar a sus seres queridos; madres que no “liberan” jamás a sus hijos, interviniendo constantemente en sus vidas. Sin embargo, ante la mínima oposición o contradicción se sienten presas de la ingratitud y del egoísmo de aquellos por quienes cree que se ha sacrificado mucho.
Gelsemium: Sentimiento de abandono por sentir el calor del sol* con embotamiento y temblor.
Lachesis: El trasfondo del sentimiento de abandono en este remedio es la suspicacia, la incapacidad de empatizar con los demás. Además de sentirse sola y no amada cree que los demás intentan dañarla de algún modo. Peor al despertar de mañana, hacia su familia.
Platina: Es la personalidad más arrogante y desdeñosa, siente que nadie merece sus atenciones, creyéndose superior a todos. Su conducta está matizada por una naturaleza grotesca que impregna todos sus actos y gestos, la cual puede ser sexual o no. No obstante, en el fondo hay una profunda minusvalía, una sensación de vacío y una falta de confianza terrible. Platina puede también cursar con severas depresiones que se agravan por el tiempo frío y nublado y en las cuales el paciente se niega obstinadamente a salir de su habitación o de su casa.
Psorinum: La vida interior de este remedio es un verdadero infierno. Psorinum se siente más que vacío, muerto en vida. Es la pobreza física y espiritual llevada a su máxima expresión. Personas llenas de culpa, minusvalía, no merecimiento e impulsos de auto destrucción, como Aurum, pero de una manera más patética y miserable.
Pulsatilla: Siente que nadie la quiere lo suficiente. Detrás del síndrome abandónico hay una profunda y persistente necesidad de afecto que se sustenta, a su vez, en una severa falta de autoestima. El amor y la valía de estas personas dependen de lo que le brinden los demás.
Rhus tox: Sentimiento de abandono que mejora al aire libre*. Esta personalidad está atrapada en situaciones de inercia y gran rigidez vital, viven bajo gran presión sin poder relajarse ni descansar. Gran inquietud, tendencia a la superstición, a las obsesiones y a los comportamientos ritualistas. Vive pensando en acontecimientos pasados tristes, no puede dar ni recibir afecto.
Ruta: Sensación de ser siempre engañado, traicionado, defraudado. Tiende a sentirse lejos de los demás pero él mismo se aleja física y emocionalmente.
Symphytum: Deseo de estabilidad*. Se siente desconectado de los demás. Rememora hechos pasados desagradables o tristes. Culpa: Trastornos por excesos sexuales. Creatividad frustrada.
Stramonium: Sensación de aislamiento con gran terror*.
Tuberculinum: El abandono de este medicamento se sustenta en la insatisfacción más extrema de toda la Materia Medica. Nada le complace ni le contenta, así su frustrada vida se torna una búsqueda desbocada e infructuosa. Se siente aislado, separado. Se sabe diferente a los demás. 

 
  Häsler en México |  Anatomía de un medicamento |  Elaboración y origen |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones |  Productos |  Contacto |  Videoteca |  Domingo Cultural |  Asesoría Clientes |  Asesoría Farmacias
Boletín Homeopático |  Publicaciones |  Las 12 Sales de Schüssler |  Vitaminas Homeopáticas | 
 

 ©2010. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF