Boletín Homeopático


NOVIEMBRE 2017

Dulcamara
Por Gilberto Quintero Ramírez

  Este es un remedio de uso muy común en muchas clases de afecciones físicas que se agravan por frío húmedo, siendo el medicamentos por excelencia en trastornos, como conjuntivitis, diarreas, cistitis, dolores reumáticos y artríticos, que se agravan por enfriarse, sobre todo en tiempo húmedo o incluso en cambios de clima de toda índole, cuando llega el otoño y los días cálidos dan lugar a días cada día más fríos, o por las lluvias. De manera también peculiar, Dulcamara tiene alergias de muchos tipos, sobre todo a los gatos. Entre sus síntomas notables encontramos también cefaleas por supresión de sinusitis o erupciones, sobre todo faciales; fiebre de heno o coriza alérgica que se presenta hacia el final del verano o a comienzos del otoño; herpes labial. Medicamento extraordinario en tos o asma que son detonados por frío húmedo. De la misma importancia que Bryonia o Rhus tox en afecciones reumáticas o artríticas, cuando las modalidades mencionadas están presentes y hay afectación de la espalda baja con mucha rigidez y dolores articulares. Tiña capitis, hongos de todo tipo, las verrugas planas son patognomónicas sobre todo cuando aparecen en la cara. Urgencia súbita por orinar cuando se enfría. Cefaleas crónicas acompañadas de confusión mental. De importancia también en casos de parálisis facial cuando las modalidades mencionadas están presentes. Mujeres friolentas y con tendencia a la obesidad, muy propias y con opiniones muy firmes y arraigadas, que se sienten muy mal si los demás no siguen sus instrucciones o son agradecidos.

  Tal como lo menciona Roger Morrison, este es un medicamento subutilizado tanto en afecciones físicas, las cuales son confundidas con remedios como Kali carbonicum, Calcarea carbonica o Rhus tox., así como en trastornos más profundos y crónicos, así como en circunstancias mentales y a nivel de personalidad. Este es un medicamento por excelencia para mujeres, sobre todo madres que se caracterizan por preocuparse en demasía por su familia, lo cual suele ser un tema recurrente en la consulta. Son líderes pero sobre todo en su ámbito familiar, su fuerte carácter aunado a su determinación suele convertirlas en verdaderas matriarcas, imponiendo sus ideas y proyectos al resto de su familia. Mientras Lycopodium se caracteriza por buscar liderazgo y poder en ambientes y entornos sociales y políticos, Dulcamara lo buscará a nivel de la familia y las amistades más cercanas. Para este tipo de mujeres es muy importante el reconocimiento abierto y claro por parte de los demás. Vithoulkas menciona que si el homeópata se limita a escuchar a la paciente, este sentirá desconfianza y difícilmente se abrirá. Pequeños detalles pueden hacer que cambie de médico y, como Thuja, puede cuestionar constantemente lo que hace y prescribe el terapeuta, desconfiando abiertamente de él. Las mujeres Dulcamara suelen ser muy intrusivas y determinantes, dominantes e incluso intransigentes pues pueden llegar a dar instrucciones detalladas e insistentes a sus seres queridos sobre cómo comportase en el trabajo o escuela, qué decir y decidir, llegando al grado de elegir con total certeza e imposición las parejas y profesiones de sus hijos y seres cercanos, sin sentir que están siendo invasivas ni controladoras: da por sentado que todo lo hace por amor y por el bienestar de sus seres amados. Este es un remedio con gran falta de empatía, le cuesta mucho asumir y entender que los demás pueden tener deseos distintos y formas particulares o personales de pensar: toda diferencia de opinión suele tomarla muy a pecho y en un sentido íntimo y subjetivo. Si algún miembro de la familia no sigue a pie juntillas sus opiniones o sugerencias, Dulcamara lo interpretará como una afrenta personal, generándole mucha zozobra y ansiedad, resentimiento y tristeza, todo lo cual lo mencionará una y otra vez aduciendo ingratitud e incomprensión. Las madres Dulcamara suelen preocuparse mucho por la salud de sus familiares, especialmente la de sus hijos y pareja, llegando a ser demasiado protectora y limitante. Como Calcarea muriatica puede presentar miedo a que a sus hijos les suceda una desgracia o accidente. Morrison menciona que otro temor significativo es el miedo a los lugares estrechos, especialmente los cuartos pequeños, lo cual tiene que ver mucho con su deseo de control. Gran necesidad de reconocimiento, afecto y gratitud por parte de los demás, lo cual sin embargo no pide abiertamente, derivando en malos entendidos y gran tensión que se traduce en inquietud, irritabilidad así como estallidos de cólera que no la paciente no reconoce: mujeres muy coléricas y controladoras, desconfiadas y nerviosas, que se ven a sí mismas como racionales, amorosas y abnegadas por sus seres queridos. Sienten que lo han dado todo y que, no obstante, han sido abandonadas o sufrido negligencia.

  De manera muy característica, estas mujeres suelen ser muy hábiles en los negocios y para las cuestiones financieras. Suelen ser mujeres que comenzaron grandes negocios o empresas de maneras muy humildes y sencillas: vendedoras, cocineras, artesanas, pero que con los años logran prestigio, riqueza y poder. De la misma manera, tienden a descalificar tanto lo que hacen sus hijos como especialmente la pareja. Muchas de estas pacientes pueden ser muy exageradas en la consulta y referirse abandonadas por su marido, lo cual no es necesariamente cierto. La obesidad y la extrema sensibilidad al frío, así como las verrugas y la diarrea crónica, suelen aparecer en esta etapa; es importante también señalar que este es un medicamento muy importante para alergias respiratorias, sobre todo a la humedad. Por sus rasgos físicos y mentales es muy común que estas pacientes se confundan con Calcarea carbonica, Kali carbonicum y Arsenicum incluso. Sus actitudes mentales así como algunos de sus síntomas únicos corroborarán el diagnóstico.

  Dulcamara es altamente crítica, sobre todo por la tarde* (Kent), a medianoche tiende a presentar mucha ansiedad* y se llena de preocupaciones*. Edema doloroso*, peor por supresión de transpiración*. Hormigueo que se agrava por rascarse*. Muy característico también es que junto con Sulphur es el medicamento que más se agrava en la luna cuarto menguante. Característica es la coriza sin secreción que se agrava por frío. Asimismo, Dulcamara, Mezereum y Phosphorus son los únicos remedios listados en el Repertorio Universal que presentan agravación general por todo tipo de cambios bruscos de clima. Es muy importante recordar que todos los sentimientos ya actitudes tienen como trasfondo un intenso sentimiento de posesión y un férreo carácter que no presentan ni Arsenicum album, Calcarea carbonica o Kali carbonicum. 

 
  Häsler en México |  Anatomía de un medicamento |  Elaboración y origen |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones |  Productos |  Contacto |  Videoteca |  Domingo Cultural |  Asesoría Clientes |  Asesoría Farmacias
Boletín Homeopático |  Publicaciones |  Las 12 Sales de Schüssler |  Vitaminas Homeopáticas | 
 

 ©2010. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF