Boletín Homeopático


AGOSTO 2018

Tratamiento homeopático y prevención de la demencia senil y del Alzheimer
Por Gilberto Quintero Ramírez

  Alumina. Este es el medicamento más importante en el Alzheimer y otras afecciones relacionadas con la demencia. Ralentización progresiva: todas sus funciones se vuelven paulatinamente más lentas además de que el enfermo pierde el sentido de su propia identidad, cuando habla siente que es otra persona la que está hablando, con una sensación de despersonalización. Incluso con el tiempo, puede presentarse una multiplicidad de personalidades, como si su propio ser estuviera desintegrándose. Anacardium. La gran característica de este medicamento es el olvido progresivo, que llega a transformarse en una verdadera amnesia. Anacardium llega a perder bloques enteros de su historia, con lo cual se sume en una profunda depresión con gran inseguridad en sí mismo. Dualidad, incluso moral, con violentos accesos de enojo y actos de crueldad. Mejoría por comer, con lo que, de manera peculiar, el enfermo insiste una y otra vez en hacerlo, insistiendo en que no ha recibido sus alimentos aún cuando acaba de comerlos. Argentum nitricum. Paciente muy nervioso, ansioso y sobre todo anticipado. Pacientes seniles en sus primeras etapas, donde presentan gran angustia y desasosiego, que los hace actuar de manera impulsiva y con gran premura. Intolerancia a esperar. Deseo de dulces y, sobre todo, de azúcar; muy caluroso y temeroso, no soporta estar solo. Preocupación y desconfianza.
  Aurum metallicum. En casos muy severos, que avanzan muy rápidamente y con un deterioro flagrante y de amplio desarrollo. Afecciones que deterioran mucho y muy rápido al paciente, que por lo general era una persona muy responsable, activa y exitosa pero, a la vez, con una gran contención emocional, desmesurada exigencia y depresiones crónicas y sutiles. Rasgos de gran depresión o incluso auto destrucción. Baryta carbonica. Junto con Alumina, constituye el medicamento homeopático más importante, ofreciendo en muchos casos, una paliación de gran calidad. El paciente Baryta con Alzheimer se caracteriza por comportamiento infantil, miedo a la presencia de otras personas, especialmente extraños y deseos caprichosos. Esconde cosas y él mismo puede llegar a esconderse si se siente amedrentado. Caladium. Personas mayores muy deprimidas que tienden a olvidar donde ponen las cosas, revisan constantemente lo que hicieron porque no pueden recordarlo, fácilmente se dispersan y pasan por alto todo tipo de detalles y datos. Pierde el hilo de la conversación, incluso de sus pensamientos, llegando a sentirse muy confundido e inseguro. Un gran medicamento en las primeras fases. Angustia, miedo a las enfermedades y aversión a toda actividad: pasa todo el tiempo en cama, con aversión y miedo a todo movimiento.
  Cobaltum metallicum. Indicado en personas cuya demencia incipiente se agrava ante la presencia de los demás, cuando se siente observado. Indicado en pacientes mayores, especialmente, que cometen muchos pequeños errores, lo cual los hace sentir muy vulnerables, sintiendo que todo mundo lo observa o que incluso la policía irá por él por algo malo que ha hecho. Minusvalía ante la mirada social. Conium maculatum. Pacientes con gran lentitud para pensar y comprender, que se ven más viejos de lo que son. Procesos de pérdida de sus facultades intelectuales y mentales muy paulatinos, poco a poco va perdiendo la capacidad de pensar con el paso de los años, llegando a una verdadera parálisis mental. Se sienten olvidados por sus seres queridos. Ginko biloba. Gran debilidad, sobre todo de orden mental, el paciente refiere no poder concentrarse en ningún tema, con pérdida de memoria e incapacidad de resolver tareas intelectuales, es muy distraído y olvidadizo. Indiferencia a pesar de la debilidad. Refiere estar completamente exhausto, evita el contacto con los demás y todo tipo de conversación. Se despiertan muy tarde y se sientan a esperar que pase el día sin comer ni realizar actividad alguna. Helleborus. Embotamiento mental y de los sentidos, a pesar de tener sanas todas sus funciones. Lentitud en las percepciones pero también en las respuestas, donde la mente pierde la capacidad del control muscular del cuerpo; le es imposible realizar dos tareas de manera simultánea: si habla, lo que trae en sus manos se cae. Habla lentamente o se rehúsa a contestar. Total indiferencia afectiva, en pacientes con Alzheimer que todavía reconocen a sus seres queridos pero que los evitan a toda costa. Hyosciamus. Pacientes con disolución de su identidad y de sus principios morales, habla incoherentemente o con palabras soeces y sin sentido, con frases y cantos obscenos. Se desnuda y sale a la calle, sin poder reconocer dónde está. Dificultad para expresarse y entender: fases avanzadas donde se altera la capacidad del lenguaje y la comunicación. Lycopodium. Fases iniciales de estas patologías. Muy indicado en pacientes varones que se niegan a envejecer, que toda su vida manifestaron una gran inseguridad que escondieron tras una fachada de falsa certeza y éxito. Personas muy coléricas, controladoras y exigentes, crónicos consumidores de estimulantes en aras de competir. Lycopodium siempre se sentirá observado y bajo un fuerte estrés, todo lo cual lo deteriora progresivamente, sumiéndolo en una incapacidad mental y cognitiva final.
  Nux moschata. Estados de grave pérdida de la memoria, con confusión mental, como si estuviera intoxicado, que bordean la amnesia total, el paciente no tiene idea quién es él mismo ni sus parientes y antiguos conocidos, está embotado y con una severa somnolencia que a veces es plena narcolepsia: se queda dormido conversando, caminando o realizando cualesquier tarea. Le cuesta mucho concentrarse, conversar y comprender, todo lo cual lo agota y le genera invencible sueño. Cambios severos de humor y de carácter; alterna risa y llanto, es demasiado bromista y a veces infantil. Combinación de pérdida de memoria a corto y a largo plazo. Phosphorus. La clave de Phosphorus, en todos los casos, es la carencia de límites, la tendencia a la evasión. Personas con estos padecimientos que toda su vida fueron distraídos y con poca disciplina mental. Muchos ancianos Phosphorus con demencia pueden sentir angustia y confusión, pero algunos otros desarrollan estas patologías con una suerte de feliz vacío mental. Gran deseo de compañía, con mucho miedo a la soledad y a las tormentas. Mejora comiendo y por la conversación, así como por las reuniones sociales y el salir a pasear. Plumbum metallicum. Antecedentes de vida sedentaria y sibarita, afecciones cerebrales y neurológicas por arterioesclerosis cerebral y muy altas titulaciones séricas de lípidos. La gente Plumbum es densa, pesada, con dificultad para esforzarse en la vida y realizar cambios. Como en el caso de Conium la evolución de la patología es muy lenta y paulatina. 

 
  Häsler en México |  Anatomía de un medicamento |  Elaboración y origen |  Catálogo de medicamentos
Impregnaciones |  Productos |  Contacto |  Videoteca |  Domingo Cultural |  Asesoría Clientes |  Boletín Homeopático
Asesoría para Apertura de Farmacias Nuevas |  Publicaciones |  Las 12 Sales de Schüssler |  Vitaminas Homeopáticas
 

 ©2010. Laboratorios Homeopáticos Häsler. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDO EL USO TOTAL O PARCIAL DE ESTE SITIO.
Sitio Desarrollado por: Grupo CF